Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre el cerebro de la mujer y el cerebro del hombre

El cerebro humano es un órgano muy complejo, centro del sistema nervioso central y responsable de coordinar las funciones del organismo en general. Esto lo hace al recibir información del resto del cuerpo, mediante impulsos nerviosos que interpreta, para guiar y enviar la respuesta precisa.

En este sentido, el cerebro humano difiere del cerebro de otras especies en función del tamaño, el cual se mide a través del coeficiente de encefalización. Este coeficiente determina las proporciones del cerebro en función del tamaño del cuerpo. Sin embargo, dentro de la misma especie humana, el cerebro puede tener variaciones respecto del sexo.

Por lo anterior, el cerebro del hombre difiere del cerebro de la mujer, por lo que, es de nuestro interés exponer dichas diferencias luego de mostrar las breves descripciones de cada uno.

Cerebro del hombre

Se puede decir que, el cerebro del hombre está más orientado a la especialización, lo que quiere decir que, el cerebro responde por partes específicas de cada hemisferio para la realización de diferentes tareas y actividades. La información en el cerebro del hombre se recibe, analiza, codifica y se responde de manera segmentada, es decir, la información se separa en segmentos que no necesariamente están interrelacionados, de allí que los hombres pueden separar una actividad de una emoción sin mayor problema. Esta condición permite además que el hombre pueda centrar toda su atención en una tarea o actividad determinada.

Con respecto al tamaño, el cerebro del hombre es un poco más grande que el de la mujer. Esta diferencia obedece al volumen muscular y esquelético del género masculino y no incide en la inteligencia o las capacidades mentales del hombre. Asimismo, el cerebro también regula las funciones fisiológicas a través de la producción de hormonas que, actúan sobre otras partes del cerebro o del organismo.

Por otra parte, en el caso del hombre se produce una mayor cantidad de testosterona, hormona relacionada con actitudes dominantes, agresivas y las orientadas al deseo sexual desde el punto de vista físico. Igualmente, con respecto a las habilidades cognitivas, en el cerebro del hombre el hemisferio izquierdo tiene mayor dominancia, lo que se traduce en una mayor tendencia a ser buenos en las matemáticas, las operaciones de cálculo y actividades relacionadas con este tipo de ciencias.

Cerebro de la Mujer

De la misma forma, el cerebro de la mujer es el órgano responsable de controlar y regular la mayoría de funciones vitales y superiores de ella, como son: la respiración, latidos cardíacos, el habla, el razonamiento, la memoria, el comportamiento, entre otros. Asimismo, el cerebro de la mujer tiene como característica que está orientado a la integralidad, es decir, hay una utilización más integral de ambos hemisferios en un número mayor de actividades, lo que también se puede traducir en una mayor capacidad para la realización de multitareas, por ello las mujeres son consideradas holísticas (donde las partes conforman un todo).

Esta condición holística permite que la mujer pueda concentrarse en una tarea específica pero a su vez su cerebro pueda coordinar otras acciones de pensamiento referentes a otro tema totalmente diferente. Aparte de esto, el cerebro de la mujer es un poco más pequeño respecto del cerebro del hombre pero esta característica obedece a la complexión física de la mujer que suele ser más pequeña que la del hombre y no tiene nada que ver con sus capacidades cerebrales.

Con respecto a la producción de hormonas, el cerebro de la mujer produce mayor cantidad de estrógeno y progesterona, hormonas relacionadas a la suavidad y que influyen directamente en los estados de ánimo, la energía y emociones de la mujer. Por ello, cuando la producción hormonal varía (aumenta o disminuye) el estado de ánimo de la mujer se ve afectado de forma significativa.

Por último, en el cerebro de la mujer existe un balance, no se observa dominancia de un hemisferio sobre el otro, lo que conduce a que las mujeres tengan mayor facilidad en áreas relacionadas con el lenguaje, el arte y la estética, que requieren la participación de ambos hemisferios cerebrales.

En relación a lo anteriormente señalado, se presenta el siguiente cuadro donde se señalan las diferencias más importantes entre el cerebro del hombre y el de la mujer:

Cerebro del Hombre Cerebro de la Mujer
Está más orientado a la especialización, lo que permite al hombre concentrarse en una sola tarea o actividad. Está más orientado a la integralidad, lo que permite a la mujer concentrarse en una o varias tareas o actividades.
Es de mayor tamaño respecto al de la mujer. Es de menor tamaño respecto al cerebro del hombre.
Produce mayor cantidad de testosterona, hormona orientada a la agresividad y dominancia. Produce mayor cantidad de estrógeno y progesterona, hormonas relacionadas con la delicadeza y suavidad.
Existe dominancia del hemisferio izquierdo. No existe dominancia de un hemisferio sobre otro.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?