Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre Préstamo y Crédito

Existen diferentes modalidades financieras en las que una entidad, persona natural o jurídica puede otorgarle a otra cierta cantidad de dinero con el compromiso de devolverlo, de acuerdo a un determinado plan de pago y asumiendo el incremento del coste por concepto de intereses. En este orden de ideas, algunas de esas modalidades son los préstamos y los créditos, en los cuales el prestamista entrega al prestatario una cantidad específica bajo acuerdos y condiciones establecidas en la contratación.

De esta manera, presentamos este artículo con la intención de delimitar las características más importantes que existen entre un préstamo y un crédito, donde además indicaremos las diferencias que existen entre ambos.

Préstamo

Se entiende por préstamo a la operación financiera en la que una entidad financiera o persona (el prestamista) entrega a otra (el prestatario) una cantidad determinada de dinero con la condición de que, el prestatario devuelva esa cantidad más los costes por concepto de intereses pactados en un plazo determinado.

La amortización o devolución del préstamo normalmente se realiza mediante unas cuotas regulares establecidas en la contratación, que pueden ser semanales, mensuales, trimestrales, semestrales, entre otras. Por lo tanto, la operación tiene una duración determinada previamente en la contratación o acuerdo, donde además se estipulan los intereses que sobrevienen del préstamo que son cobrados sobre el total del dinero prestado.

Así, un préstamo entrega el total del capital acordado de una sola vez al inicio de la contratación. De forma usual, un préstamo es otorgado por una entidad bancaria aunque existen infinidades de empresas y personas que se dedican a la emisión de préstamos de dinero a personas y empresas.

Crédito

Se entiende por crédito a la cantidad de dinero con un límite establecido que, una entidad financiera pone a disposición de un cliente, al cual no se le entrega dicha cantidad al inicio de la operación sino que podrá utilizarla según sus necesidades a través de una cuenta o una tarjeta de crédito. De esta forma, en un crédito la entidad irá realizando entregas parciales a solicitud del cliente, por lo que, este puede disponer de todo el dinero concedido, sólo una parte o nada.

A medida que el cliente devuelve el dinero podrá seguir disponiendo de más, sin pasarse del límite previamente fijado. Los créditos también se conceden durante un plazo específico, pero tienen la particularidad de que cuando se termina se puede renovar o ampliar. Asimismo, los intereses de los créditos suelen ser más altos que los de un préstamo.

De acuerdo a las definiciones presentadas, se puede decir que las diferencias entre préstamo y crédito son:

  • Los intereses que sobrevienen del préstamo se cobran sobre el total del dinero prestado mientras que los intereses que sobrevienen del crédito se cobran sobre el porcentaje del que ha dispuesto el cliente.
  • Los intereses de los créditos suelen ser más altos, ya que, las inversiones suelen hacerse a corto o mediano plazo mientras que en el préstamo las inversiones suelen hacerse a largo plazo, por lo que, los intereses suelen ser más bajos.

¿Qué te ha parecido el artículo?