Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencia entre artritis y artrosis

La artritis y la artrosis son dos patologías relacionadas con las articulaciones, las cuales causan dolor en las articulaciones y que reducen la calidad de vida del paciente. Tanto la artritis como la artrosis tienen causas distintas pero poseen en común algunos factores de riesgo como el exceso de peso y el sedentarismo, que pueden conducir al aumento de la posibilidad de sufrir estas enfermedades.

En este artículo presentamos las diferencias básicas que existen entre estas patologías, luego de definirlas de forma breve.

Artritis

La artritis es una patología propia de las articulaciones en las que se presenta una inflamación de las mismas. Esta puede deberse a causas variadas como enfermedades autoinmunes, infecciones o traumatismos y suele desaparecer cuando la infección o traumatismo es tratada y curada.  La artritis afecta el tejido sinovial, que es la membrana que recubre internamente una articulación y trae como consecuencia la disminución del rango de movimiento de las articulaciones, rigidez (sobre todo matutina cuando se comienza a padecer la enfermedad), aumento de temperatura, enrojecimiento de la zona afectada y dolor variable en función de la intensidad de la inflamación.

Asimismo, la artritis presenta síntomas extra articulares como los mencionados (enrojecimiento y dolor). En algunos de los casos, la artritis puede ser potencialmente destructiva y tener carácter irreversible, sobre todo cuando es generada por enfermedad autoinmune. Mientras que en otros casos puede ser tratada con anti-inflamatorios o antibióticos para detener una infección y en consecuencia, reducir la inflamación que produce la patología.

Artrosis

La artrosis es una patología degenerativa no inflamatoria, ligada al envejecimiento de la persona que afecta con frecuencia y en la mayoría de los casos a las articulaciones. La artrosis se produce principalmente en el cartílago, el cual es el tejido que recubre y que otorga suavidad al desplazamiento de las superficies de una articulación. Este se va degenerando y reduciendo a medida que avanza la enfermedad.

Igualmente, la artrosis es una patología que se presenta en casi todas las personas después de los 50 años, aunque puede tardar más en los hombres. Produce deformidad de las articulaciones y limitación de sus movimientos. Generalmente, no es demasiado grave y los síntomas pueden manejarse con reposo y medicamentos.

En otro orden de ideas, la artrosis no presenta síntomas extra articulares más allá de la falta de movilidad y sus causas son variadas, estando más que todo relacionadas con factores ambientales, genéticos y físicos de la persona aunque siendo los antecedentes de la enfermedad un factor de riesgo, no se ha determinado que sea hereditaria.

Una vez presentadas las definiciones de artritis y artrosis, se presenta el siguiente cuadro donde se señalan las diferencias básicas que existen entre ellas:

Artritis Artrosis
La artritis es una patología de carácter inflamatoria. La artrosis es una patología de carácter degenerativa.
Esta es causada por factores diversos como enfermedad autoinmune, traumatismos, infecciones, entre otros. Esta es causada por el envejecimiento y desgaste del cartílago.
La artritis ataca el tejido sinovial (membrana que recubre internamente una articulación). La artrosis ataca el cartílago (tejido que recubre la superficie de la articulación).
Su principal síntoma es la inflamación articular. Su principal síntoma es la rigidez y falta de movilidad.
Ataca a personas de cualquier edad. Ataca en su mayoría a personas a partir de los 50 años.
La artritis presenta síntomas extra articulares como enrojecimiento y dolor. La artrosis no presenta síntomas extra articulares.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?