Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre Moderados y Progresistas

Fundamentalmente, los liberales son partidarios de la monarquía constitucional, la cual es una forma de gobierno en la que la figura del rey representa el Estado. De esta manera, los liberales se dividen en dos grupos: los moderados y los progresistas.

Por otra parte, durante el reinado de Isabel II, se produjo el paso definitivo del antiguo régimen a un nuevo Estado liberal burgués, en el que los liberales comenzaron a dividirse en estas dos tendencias y que terminaron convirtiéndose en dos partidos políticos con criterios completamente diferentes y que hicieron de ambos partidos dos tendencias radicales.

Por esta razón, en el presente artículo mostraremos las diferencias que existen entre los moderados y progresistas, a partir de sus definiciones.

Moderados

De forma breve, los moderados son los seguidores del Partido Moderado o Partido Liberal Moderado, que era uno de los dos partidos políticos de España que defendían la línea monárquica representada por Isabel II frente a los carlistas (opositores al liberalismo).

Se debe decir que, los liberales moderados defendían el orden, la propiedad y las reformas pactadas para que el rey gobernara juntos a las cortes, pero exaltando la mayor importancia del monarca que puede vetar, crear o eliminar leyes, elegir al gobierno e inclusive disolver las Cortes.

De esta forma, los moderados defienden entonces el liberalismo doctrinario, basado en la soberanía compartida de la corona y las cortes. Esta línea política y doctrinaria defiende la propiedad privada como principio sagrado e inviolable, el orden público, el centralismo y el entendimiento con la iglesia. Además, es partidaria del sufragio restringido a los poseedores de determinados bienes de fortuna y nivel de instrucción.

Finalmente, los moderados eran apoyados por los terratenientes, la alta burguesía (industrial, financiera), clases medias (médicos, abogados), el campesinado, parte del ejército (encabezado por Narváez) e incluso un pequeño sector del clero y nobleza.

Progresistas

En resumidas cuentas, los progresistas son los seguidores del partido Progresista, un partido político liberal español del siglo XIX, el cual junto con los liberales moderados defendían la línea monárquica representada por Isabel II frente a los carlistas (opositores al liberalismo).

Los liberales progresistas defendían la soberanía nacional representada en las cortes y la limitación de las atribuciones de la corona. Proponían un sufragio más amplio y mayores libertades y derechos, tanto individuales como colectivos. Estos crearon reformas radicales y rápidas y eran apoyados por la baja burguesía, funcionarios, clases trabajadoras urbanas, gran parte del ejército (encabezado por Espartero), la milicia nacional y juntas locales de defensa.

Por otra parte, los progresistas defendían las libertades de imprenta y de asociación, además crearon un estado confesional pero con libertad de cultos y postularon la supresión de los consumos (impuesto que grababa los artículos de primera necesidad). Asimismo, basaron el modelo económico en el liberalismo económico, el cual reclama la mínima interferencia del Estado en materia económica.

En atención a lo señalado anteriormente, se presentan las siguientes diferencias:

Liberales Moderados Liberales Progresistas
Soberanía compartida entre el rey y las cortes donde el rey tiene derecho a intervenir en la política. Soberanía nacional que reside exclusivamente en las cortes donde no aceptan la intervención del rey en materia política.
Derecho al sufragio limitado. Derecho al sufragio un poco más amplio sin llegar a ser universal.
El Estado está centralizado con mayor peso de los poderes centrales del Estado. El Estado está descentralizado con mayor autonomía de los poderes locales.
Estado confesional sin libertad de cultos. Estado confesional con libertad de cultos.
Modelo económico basado en el proteccionismo. Modelo económico basado en el liberalismo económico.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?