Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencia entre motivación y emoción

La motivación y la emoción son dos conceptos que se han estudiado profundamente a lo largo de los años en psicología. Dando como resultado la comprobación de que existe una estrecha relación entre ellas.

Por ello, es bien conocida la importancia de la emoción y la motivación en los seres humanos. Estos son impulsos que guían y orientan las actitudes de las personas para la realización de ciertas actividades, así como para el logro y concreción de metas y objetivos planteados.

En este artículo señalaremos las diferencias que existen entre la motivación y la emoción partiendo de sus breves definiciones.

Motivación

Se puede definir la motivación como un componente psicológico que guía, orienta y determina la conducta de una persona. La palabra motivación proviene de los vocablos latinos –motivus- que indica movimiento y el sufijo –ción que indica acción o efecto.

La motivación puede ser intrínseca o extrínseca. Es intrínseca cuando la persona realiza una actividad por incentivos internos y propios, es decir, por el propio placer de realizarla. En contraste, es extrínseca cuando el estímulo o incentivo que mueve a una persona a realizar una actividad viene dado de fuera, es un incentivo externo y no proviene de la propia tarea.

La motivación puede incidir directamente en el éxito personal, laboral, social o profesional de una persona, bien sea que provenga de sí misma, como por ejemplo, un deseo personal de obtener un título universitario o que provenga de factores externos, como por ejemplo, realizar un deporte para obtener algún premio o reconocimiento.

Es por ello que, la motivación influye en las acciones y las emociones de la persona. Asimismo, cuando la persona está motivada entrega todo de sí mismo, para la realización de la actividad o tarea, buscando maneras incluso de mejorar sus actuaciones pero si la persona no está motivada será muy difícil la concreción de una actividad o tarea, igualmente, de terminarla no representará mayor agrado para el individuo.

Emoción

Una emoción se puede definir como un sentimiento positivo o negativo que se produce por un hecho, situación, idea o recuerdo. Todas las personas sentimos diferentes emociones que provienen de estímulos ocasionados por situaciones reales o imaginarias, pasadas o presentes e incluso futuras. Cuando la persona imagina los posibles resultados de un proyecto que empieza o la realización de una meta puede llegar a sentir diversas emociones.

Existen diferentes tipos de emociones, la clasificación general indica que existen emociones primarias o básicas que son las que se experimentan como reacción a un estímulo como la alegría, tristeza, el miedo, entre otros. Por otro lado, las emociones secundarias son las que preceden a las primarias, es decir, se originan de estas, como por ejemplo, el enfado que se puede sentir posterior al miedo.

Asimismo, encontramos diferentes emociones como las emociones positivas que son las que afectan positivamente al bienestar del individuo que las siente como la alegría, la satisfacción y la gratitud. También, están las emociones negativas que son las que afectan negativamente el estado de ánimo de la persona como el miedo, el enojo, la ira, la rabia, entre otras. Seguidamente, encontramos las emociones neutras que no afectan al estado de ánimo de forma negativa ni positiva como la sorpresa, entre otras.

En atención a lo señalado anteriormente en las definiciones, se puede decir que las diferencias entre motivación y emoción se pueden resumir en:

  • La motivación es un estímulo mientras que la emoción es un sentimiento.
  • La motivación puede ser intrínseca o extrínseca, es decir, puede ser interna o externa mientras que la emoción siempre es interna y se expresa hacia el exterior.
  • La motivación puede estar condicionada por emociones sentidas previamente, lo que impulsa a la persona a actuar.

¿Qué te ha parecido el artículo?