Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre sistema nervioso simpático y parasimpático

El sistema nervioso es el conjunto de órganos y estructuras formadas por tejido nervioso, cuya función principal es recibir y procesar la información proveniente desde el entorno y el interior del cuerpo, con el fin de regular el funcionamiento de los demás órganos y sistemas del mismo.

El sistema nervioso se divide en dos partes: el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico. Dentro del sistema nervioso periférico está el sistema nervioso autónomo o vegetativo, que regula las funciones involuntarias o inconscientes en el organismo como el movimiento intestinal. Asimismo, el sistema nervioso autónomo a su vez se divide en sistema nervioso simpático y sistema nervioso parasimpático, objeto de estudio del presente artículo y cuyas definiciones veremos a continuación para luego mostrar sus diferencias.

Sistema Nervioso Simpático

El sistema nervioso simpático se origina en el inicio de las vértebras de la columna en el primer segmento torácico de la médula espinal, este se extiende hacia arriba hasta el segundo o el tercer segmento lumbar. La principal función del sistema nervioso simpático es el de movilizar la respuesta del cuerpo bajo circunstancias estresantes, es decir, es el sistema que media en la respuesta de estrés hormonal.

En el sistema nervioso simpático se inicia la lucha o huida de las respuestas del cuerpo ante las circunstancias de estrés hormonal. Entre las características del sistema nervioso simpático se puede mencionar que las fibras preganglionares son cortas, salen de la médula espinal y viajan dentro de los nervios. Las células ganglionares se localizan en los troncos simpáticos paravertebrales o en los ganglios prevertebrales y su neurona postganglional libera adrenalina o noradrenalina.

Adicionalmente, el sistema nervioso simpático prepara al cuerpo para su actividad física intensa en emergencias. Algunas de las funciones menores del sistema simpático son dilatar las pupilas, aumentar la fuerza y frecuencia de los latidos cardíacos, dilata la tráquea y los bronquios, estimula las glándulas suprarrenales y contraer los esfínteres.

Sistema Nervioso Parasimpático

El sistema nervioso parasimpático es responsable de la regulación de órganos internos del descanso de la digestión y las actividades que ocurren cuando el cuerpo está en reposo como el sueño. Al ser un sistema de reposo da prioridad a la activación de las funciones peristálticas y secretoras del aparato digestivo y urinario, al mismo tiempo que propicia la relajación de esfínteres para el desalojo de las excretas y orina.

Su función principal es controlar todos los actos y funciones involuntarias del organismo. De igual forma, entre las características del sistema nervioso parasimpático se pueden mencionar que este nace en el encéfalo y la región sacra, las fibras preganglionares son largas, salen del encéfalo y no viajan a través de los nervios. Las células ganglionares se ubican en pequeños ganglios cerca de las vísceras o dentro de los plexos de las vísceras y su neurona postganglional libera acetilcolina.

Por otra parte, el sistema parasimpático básico consiste en las funciones y las acciones que no requieren una reacción inmediata en los alrededores. Finalmente, algunas de las funciones menores del sistema parasimpático son: contraer la pupila, disminuir la fuerza y frecuencia de los latidos del corazón, relajar el esfínter, contraer los bronquios, disminuir la tensión arterial y aumentar la circulación de oxígeno a los órganos no vitales si es necesario.

Teniendo en cuenta lo señalado, se presentan las siguientes diferencias:

Sistema Nervioso Simpático Sistema Nervioso Parasimpático
La principal función del sistema nervioso simpático es el de movilizar la respuesta del cuerpo bajo circunstancias estresantes. Su función principal es controlar todos los actos y funciones involuntarias del organismo.
Provoca la dilatación de las pupilas. Provoca la constricción de las pupilas.
Aumenta la frecuencia cardiaca, por lo tanto, causa un aumento en la presión arterial. Disminuye el ritmo cardíaco, por lo tanto, causa una caída en la presión arterial.
Estimula las glándulas suprarrenales y contrae los esfínteres. Aumenta la circulación de oxígeno a los órganos no vitales y relaja el esfínter.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?