Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencia entre autismo y asperger

Tanto el autismo como el asperger son dos condiciones que presentan como características en común, graves dificultades en el uso y comprensión de las pautas no verbales del lenguaje, dificultades para mantener conversaciones recíprocas y problemas sociales de interrelación.

En muchas ocasiones las personas tienden a confundirse con estos términos caracterizando a las personas que presentan estas condiciones de forma inadecuada, lo que puede generar problemas en la atención pedagógica y en el trato que reciben.

En este sentido, es importante conocer en detalle las características esenciales de cada una de estas condiciones. En este artículo vamos a mostrar dichas características y diferencias entre autismo y asperger, a fin disipar las posibles dudas que se puedan presentar.

Autismo

El autismo es un trastorno neurológico de gran complejidad que consiste en un desnivel del desarrollo de las capacidades cognitivas, psicosociales y motrices de la persona. Este trastorno afecta las habilidades comunicativas, la sociabilización y la empatía de la persona, la cual presenta una personalidad replegada sobre sí misma de manera patológica.

El concepto de autismo abarca una serie de trastornos de mayor o menor nivel, de allí que esta condición hoy día se caracteriza como TEA (trastorno del espectro Autista). Por lo general, el autismo se manifiesta en los primeros años de vida y se mantiene durante toda la existencia, ya que, no existe una cura, aunque sí se pueden reducir las conductas anómalas y mejorar la interactividad social cuando se le brinda a la persona la atención psicopedagógica y neurológica requerida.

Por otro lado, el autismo se puede diagnosticar antes de los tres años cuando el niño comienza a presentar ciertas conductas anómalas y sobre todo un retraso marcado en el proceso de adquisición del lenguaje. No obstante, aunque las personas con autismo pueden tener un desarrollo físico dentro de la media, pueden presentar ausencia de interés por desarrollar relaciones sociales, poco interés en explorar el entorno y conductas repetitivas, lo que genera preocupación en los padres y maestros que los llevan a realizar el diagnóstico con especialistas para su posterior tratamiento.

Por otro lado, es necesario destacar que no todos los casos presentan los mismos indicadores pero en la mayoría, el retraso en las habilidades lingüísticas y coeficiente intelectual por debajo de la media siempre está presente.

Asperger

El síndrome de asperger es un trastorno del desarrollo cerebral asociado al autismo, en el cual algunas habilidades se desarrollan más que las otras, por lo que, hay un desnivel o variación anómala en el ritmo de desarrollo del cerebro. Esta condición se caracteriza porque el paciente manifiesta intereses limitados o preocupación inusual y obsesiva con un objeto o un tema en particular, llegando a excluir otras actividades y temas de conversación.

A menudo, las personas que padecen el síndrome de asperger suelen tener una inteligencia normal o ligeramente por encima de la media, pero muestran rutinas o rituales repetitivos, así como una tendencia a hablar de manera demasiado formal o monótona. El síndrome de asperger es de diagnóstico tardío (aproximadamente a los 7 años), ya que, no presenta retraso en habilidades de detección temprana como el habla.

Finalmente, las personas que padecen esta condición suelen tener un desarrollo físico acorde a su edad cronológica pero presentan grandes dificultades en las capacidades adaptativas y para el establecimiento de relaciones sociales.

Por lo antes expuesto, las diferencias más resaltantes entre el autismo y el síndrome de asperger son:

  • El autismo es de detección temprana (3 años aproximadamente) mientras que el síndrome de asperger es de detección más tardía (7 años aproximadamente).
  • El paciente con autismo suele tener un C.I por debajo de la media mientras que el paciente con asperger suele tener un C.I por encima de la media.
  • El paciente con autismo suele tener retraso en la adquisición y desarrollo de las habilidades lingüísticas mientras que el paciente con asperger suele tener un vocabulario muy fluido, formal y monótono.
  • El autismo es un trastorno del desarrollo cerebral mientras que el asperger es un trastorno del espectro autista.

¿Qué te ha parecido el artículo?