Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre Avispas y Abejas

Como muchos saben, las avispas y las abejas son insectos voladores que tienen gran parecido en cuanto a su apariencia y además emiten un zumbido similar, por lo que, es muy común confundirlas. No obstante, son insectos cuya anatomía y funcionamiento orgánico es bastante diferente,  aparte de que su comportamiento también difiere de manera precisa.

Es por tanto que, en este artículo presentaremos las diferencias que existen entre avispas y abejas así como sus características anatómicas principales.

Avispas

Básicamente, con el término avispa se designa a todos los insectos del filo Artrhopoda, clase insecta y orden Hymenoptera. Son insectos de tamaño moderado (entre 1 y 1,5 cm), dotado de aguijón venenoso y que viven en panales que construyen para resguardarse y reproducirse. Además, estas son consideradas depredadores, ya que, atacan para comer y sobrevivir.

Así, debido a su carácter depredador, las avispas son insectos agresivos, poco sociables y con un gran instinto de competitividad y supervivencia, dado que, tienen que cazar diferentes insectos para poder alimentarse. Igualmente, las avispas pueden picar varias veces durante su vida y no suelen dejar aguijón en la victima.

Entre otras de sus características podemos encontrar que su cuerpo es fino, estilizado y grande, su color varía en escalas cálidas como el amarillo, el marrón claro y el ámbar, siempre combinado con rayas negras y sus alas suelen ser alargadas de color ámbar. Finalmente, tienen la capacidad de hibernar para adaptarse a condiciones climáticas extremadamente frías y conservar su energía durante el invierno.

Abejas

Principalmente, con el término abeja se designa a todos los insectos del filo Artrhopoda, clase insecta, orden Hymenoptera y Suborden Apocrita. Estos insectos son en su mayoría de tamaño pequeño (entre 0,8 y 1,2 cm) salvo algunas especies que llegan a medir hasta 3 cm de longitud. Estas poseen un aguijón venenoso que se desprende de su cuerpo cuando atacan, por lo que, después de hacerlo mueren.

Entre algunas de sus características podemos mencionar que, tienen un cuerpo provisto de pelos que les permiten ir almacenando el polen que van recolectando, no poseen un estrechamiento tan notable de su abdomen, por lo que, su cuerpo se ve más robusto. Su color es pardo más o menos oscuro y dorado y sus alas son redondeadas y también de color pardo.

Por otra parte, son insectos muy sociables que viven en colmenas muy grandes que suelen construirse en los árboles y que además utilizan como depósito para la miel que producen o para el polen que recolectan. Cabe resaltar que, las abejas son muy pacíficas, por lo que, no atacarán a no ser que se sientan amenazadas. Finalmente, las abejas mantienen la producción de miel durante todo el año, ya que, no tienen la capacidad de hibernar.

En atención a lo señalado, se puede decir que las diferencias entre avispas y abejas son:

Avispas Abejas
En líneas generales, las avispas son más grandes que las abejas. Algunas especies de abejas suelen sobrepasar el tamaño de las avispas.
No tienen vello corporal Tienen vello corporal, lo que les permite ir almacenando el polen que van recolectando.
No producen miel. Son insectos encargados de producir miel
Las avispas viven en panales pero sin almacenar polen. Las abejas viven en colmenas donde almacenan el polen y la miel que producen.
Son animales más agresivos porque son depredadoras y tienen que alimentarse de insectos para sobrevivir Las abejas son mucho más sociables que las avispas.
Las avispas no mueren después de la picadura. En el momento del ataque o picadura, la abeja pierde su aguijón que se queda incrustado en el cuerpo de la víctima y por lo tanto, esta muere.
Las avispas tienen la capacidad de hibernar Las abejas no tienen capacidad de hibernar, por ello, duran todo el año recolectando polen y produciendo miel.

¿Qué te ha parecido el artículo?