Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre Casualidad y Causalidad

Evidentemente, casualidad y causalidad son palabras muy parecidas que suelen ser confundidas por muchas personas, ya que, su parecido semántico y sintáctico es indiscutible. Además, suelen utilizarse en un contexto muy similar para hacer referencia a circunstancias o acontecimientos, sus causas y consecuencias o la relación entre ellas.

Es por ello que, resulta importante conocer las diferencias que existen entre ambas palabras, por lo que, a continuación mostraremos los conceptos y aplicaciones de cada una de ellas, para luego resumir tales diferencias.

Casualidad

Por un lado, según el diccionario de la Real Academia Española, casualidad es la -combinación de circunstancias que no se pueden prever ni evitar-. De allí pues que, cuando se habla de casualidad se hace referencia a acontecimientos o sucesos imprevistos, fortuitos e impensados. Adicionalmente, casualidad es un sustantivo femenino que se utiliza para hablar de coincidencias y eventualidades.

Se trata entonces de la combinación de circunstancias en las que quien percibe la casualidad se percata de que los hechos son inexplicablemente coincidentes, extraños e inesperados. Un ejemplo de casualidad puede ser pensar en alguien o mencionarlo en una conversación y que esa persona te llame. Es un hecho fortuito, no previsto e impensado pero sucede. Por lo tanto, se trata de una casualidad.

Por otra parte, la sensación de casualidad sucede por sí sola, sin esperarlo, muchas personas suelen atribuir hechos fortuitos a la casualidad, como comprar un boleto de lotería con la fecha de nacimiento y pensar que es el que le dará la –suerte- de ganar la lotería.

Causalidad

Brevemente, según el diccionario de la Real Academia Española, causalidad es la -ley en virtud de la cual se producen efectos-. De este modo, la causalidad se refiere a la relación causa – efecto de las cosas, los hechos y los acontecimientos. El término causalidad es utilizado tanto en la física como en la filosofía y en la estadística. Así, en física, el principio de causalidad afirma que cualquier evento está causado por otro anterior, en filosofía, la causalidad es la ley en virtud de la cual se generan efectos y en la estadística la causalidad es una relación de necesidad de co-ocurrencia de dos variables intervinientes.

En la vida cotidiana, muchas veces se intenta explicar la causalidad a través de refranes o dichos propios del saber popular como, por ejemplo, -quien siembra vientos recoge tempestades-, que quiere decir que, los hechos tienen consecuencias, es decir, relación causa y efecto.

Asimismo, otro ejemplo de causalidad puede ser el sostener con las manos un vaso de cristal, abrir las manos implica que el vaso se caerá y se romperá. Esto se traduce en el principio de causalidad, la causa es la apertura de las manos y el efecto es que el cristal se rompe.

Como se puede apreciar, a pesar de que se trata de palabras similares que tienen que ver con la ocurrencia de hechos, la casualidad y la causalidad son palabras distintas cuyos usos, significados y aplicaciones son diversos. En síntesis tenemos que:

  • Casualidad es una condición en la que los hechos, acontecimientos o sucesos son imprevistos, fortuitos e impensados mientras que la casualidad es una condición en la que los hechos, acontecimientos o sucesos son causados por otros hechos o circunstancias previas.
  • La casualidad aplica a la incertidumbre mientras que la causalidad aplica a la seguridad de la ocurrencia de hechos.

¿Qué te ha parecido el artículo?