Diferencia entre bien y cosa

0
2631

Un bien y una cosa son dos términos de uso frecuente cuando se habla de ordenamientos jurídicos. Ambos hacen referencia a las diferentes posesiones y objetos materiales que sirven para que el hombre satisfaga sus necesidades.

No obstante, hablar de bien y cosa es hablar de dos conceptos diferentes, conceptos que se presentan a continuación para poder señalar la diferencia que existe entre estos.

Bien

Los bienes se pueden definir como todos los componentes del patrimonio de una persona, es decir, sus posesiones. Es por ello que, se distinguen dos clases de bienes: los bienes muebles y los bienes inmuebles. Los bienes muebles son aquellos que posee la persona y le sirven para la satisfacción de sus necesidades, los bienes muebles se pueden mover y no están excluidas del comercio. Por otro lado, los bienes inmuebles se refieren a las posesiones patrimoniales que están fijas en el suelo y no se pueden mover como las construcciones, edificios, viviendas, entre otros.

En síntesis, los bienes son objetos inmateriales y materiales susceptibles de tener un valor. En lo jurídico, son todos aquellos merecedores de protección por parte del derecho o sistema jurídico como la vida, la salud, la familia, el patrimonio, entre otros y son susceptibles de apropiación particular.

Asimismo, según su naturaleza, los bienes pueden ser bienes libres que son los que existen porque sí y son de uso común como el aire que respiramos, los bienes de capital que se utilizan para la producción de otros bienes, los bienes de consumo que son los productos de consumo humano y los bienes económicos que se obtienen producto del trabajo.

De acuerdo a su procedencia, los bienes pueden ser bienes públicos que pertenecen y son administrados por el estado en beneficio del pueblo y los bienes privados que son los que pertenecen al sector privado (banca, comercios, empresas, entre otras).

Cosa

Jurídicamente hablando, cosa se define como a todo objeto de la relación jurídica, que puede ser un bien, un derecho o una obligación. En dicha relación intervienen las personas que son el objeto de la misma. Las cosas se pueden clasificar en atención a diversos factores o elementos.

En ese orden de ideas, encontramos que las cosas se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Según su naturaleza física:

Las cosas pueden ser corporales (se perciben por los sentidos y tienen existencia en la naturaleza) o incorporales (se perciben con el entendimiento y no se pueden tocar).

  • Según su utilidad:

Pueden ser consumibles (se extinguen con su primer uso) o no consumibles (no se extinguen con su primer uso).

  • Según su divisibilidad:

Pueden ser cosas divisibles (aun separándose en partes no pierda valor) o cosas indivisibles (cosa que pierde valor al ser dividida en partes).

  • Según su capacidad comercial:

Puede ser cosa comerciable (cosas que se pueden vender y comprar) o no comerciables (cosas que no se pueden vender ni comprar).

  • Según su existencia:

Pueden ser cosas futuras (cosas que no existen en el momento pero según un proceso normal se pueden obtener a futuro, como por ejemplo, una cosecha) y cosas presentes (las que existen en el momento de ser declaradas).

En síntesis, se puede ser que, en su sentido más general todo lo que existe en la naturaleza es cosa a excepción del ser humano.

Teniendo en consideración lo descrito anteriormente la diferencia básica entre bien y cosa es la siguiente:

  • Las cosas son objetos materiales apropiables o inapropiables pero que existen o existirán según el curso normal de los hechos mientras que, los bienes son las posesiones que forman parte del patrimonio de la persona, es decir, son apropiables.
¿Qué te ha parecido el artículo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here