Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre Lagarto y Cocodrilo

Básicamente, los lagartos y los cocodrilos son dos tipos de reptiles que pertenecen a 21 especies que existen en el mundo. Generalmente, estos suelen diferenciarse por su estructura anatómica pero muchas personas se confunden al observar cualquiera de ellas. Es por ello que, en este artículo presentaremos las diferencias que existen entre el lagarto y el cocodrilo, a fin de que, los lectores conozcan en detalle las características anatómicas de cada uno de ellos.

Lagarto

Primeramente, se entiende por lagarto a un grupo de reptiles del suborden conocido como –Saurio-, que incluye especies como lagartos, iguanas, camaleones, monitores y todos los otros reptiles similares a estos. Usualmente, estos tienen cuatro patas pero no todos las tienen externas. Así, aquellos que carecen de las extremidades se asemejan mucho a las serpientes.

Entre las principales características funcionales de los lagartos, que los distinguen del orden de las serpientes, es la presencia de oído con apertura externa y párpados móviles. Además, todos los lagartos pueden cambiar de color en respuesta a su entorno y en momentos de peligro tienen la piel seca, prefiriendo evitar el agua.

El tamaño de los lagartos varía en función de la especie, por lo que, sus longitudes oscilan de unos pocos centímetros que poseen algunos geckos del Caribe hasta los casi 3 metros del dragón de Komodo. Finalmente, estos se suelen alimentar de pequenos roedores y de insectos, aunque una minoría de especies son omnívoras.

Cocodrilo

Se puede decir que, los cocodrilos son reptiles de gran tamaño que poseen cuatro patas, muy similares a los lagartos. Estos se distinguen por su usual gran tamaño y por su estructura anatómica, en la que destaca el hecho de que en su espalda y desde el cuello hasta la cola, tienen hileras de placas óseas que pueden dar la impresión de espinas o dientes. Asimismo, en el abdomen los cocodrilos tienen escamas y son considerados reptiles de cabeza ancha, aplanada y de forma triangular.

Entre otras características, los cocodrilos poseen fuertes mandíbulas con dientes muy agudos que se abren con los maxilares, las aberturas de los oídos se encuentran a ambos lados de la cabeza y los orificios nasales junto con los ojos son prominencias que sobresalen de la misma. Estos reptiles se mantienen gran parte del tiempo en el agua, pudiendo vivir en aguas dulces y saladas. Su tamaño puede ser de un metro de largo y unos cuantos kilos, hasta ocho metros y una tonelada de peso.

Adicionalmente, estos animales son muy agresivos y se alimentan de toda clase de animales aunque los cocodrilos más pequeños se alimentan de insectos, crustáceos, moluscos, anfibios y peces pequeños. En este sentido, los cocodrilos jóvenes y pre-adultos, prefieren animales de mayor tamaño como lo son peces, aves, serpientes, basiliscos, ranas y pequeños mamíferos y cuando alcanzan la edad adulta, se alimentan de distintas clases de animales sin importar el tamaño.

En atención a lo señalado previamente, se resumen las siguientes diferencias:

  • Los lagartos pertenecen a la clase Reptilia y al suborden Saurio mientras que los cocodrilos pertenecen a la clase Reptilia y al suborden Cocodrylia.
  • Los lagartos, por lo general, tienen cuatro patas, pero no todos las tienen externas mientras que los cocodrilos tienen cuatro patas funcionales.
  • Los lagartos pueden cambiar de color en respuesta a su entorno o en momentos de peligro mientras que los cocodrilos no pueden cambiar de color.
  • El tamaño de los lagartos varía en función de la especie, por lo cual, sus longitudes oscilan de unos pocos centímetros hasta casi 3 metros mientras que el tamaño de los cocodrilos puede ser de un metro hasta ocho metros de longitud.

¿Qué te ha parecido el artículo?