Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre Condicionamiento Clásico y Condicionamiento Operante

El Condicionamiento Clásico y el Condicionamiento Operante son dos tipos de aprendizaje que tienen que ver con el desarrollo de nuevas conductas. No obstante, ambos tipos de aprendizaje difieren entre sí por muchas razones, las cuales serán expuestas en este artículo con el propósito de dar a conocer las características fundamentales y definitorias de cada uno de ellos.

Condicionamiento Clásico

El condicionamiento clásico fue descrito por primera vez por el fisiólogo ruso Iván Pavlov, indicando que este involucra comportamientos que se forman al combinarse dos estímulos. Así, este describe una respuesta automática o involuntaria cuando se presenta un estímulo específico. Desde otro punto de vista, el condicionamiento clásico se trata de un proceso de sustitución de estímulos, en el cual la conducta se modifica en función de acontecimientos precedentes.

Por otro lado, el condicionamiento clásico sigue el principio de contigüidad que quiere decir que, el estímulo condicionado y el estímulo incondicionado son contiguos. En el condicionamiento clásico, el sujeto o discente interviene de manera pasiva, es decir, emite una respuesta pasiva a un estímulo. Por ello, el aprendizaje en el condicionamiento clásico se da de forma respondiente.

Finalmente, para que se dé este tipo de aprendizaje, el ambiente actúa sobre el sujeto y este emite una respuesta involuntaria, significando que, se aprende por la asociación de estímulos. Además, los mecanismos del condicionamiento clásico son el refuerzo de estímulos.

Condicionamiento Operante

El condicionamiento operante fue descrito por primera vez por el psicólogo estadounidense B.F. Skinner y consiste en la aplicación de un refuerzo o castigo después de un comportamiento, centrándose en el fortalecimiento o debilitamiento de comportamientos voluntarios. El condicionamiento operante se basa en reforzamientos y utiliza la modificación de conductas donde el sujeto emite una respuesta activa a un estímulo determinado.

Por otra parte, el condicionamiento operante hace uso de cualquier refuerzo o castigo para aumentar o disminuir una conducta. Así, a través de este proceso, se forma una asociación entre el comportamiento y las consecuencias del mismo.

Dicho esto, este tipo de aprendizaje requiere que el alumno participe y realice algún tipo de acción, con el fin de ser recompensado o castigado de forma activa. Por ello, se dice que su conducta es operante. De esta manera, para que se dé este tipo de aprendizaje, el sujeto actúa sobre el ambiente y emite una respuesta espontánea en función de los acontecimientos siguientes, es decir, se aprende por la consecuencia que origina la conducta. Finalmente, los mecanismos del condicionamiento operante son el uso de recompensas y castigos.

Habiendo presentado las características principales del condicionamiento clásico y el condicionamiento operante, se pueden resumir las siguientes diferencias:

Condicionamiento Clásico Condicionamiento Operante
Se centra en la sustitución de estímulos. Se centra en el fortalecimiento o en el debilitamiento de comportamientos voluntarios.
El sujeto emite una respuesta automática o involuntaria. El sujeto emite una respuesta espontánea.
El sujeto o discente interviene de manera pasiva. El sujeto o discente interviene de manera activa.
El ambiente actúa sobre el sujeto. El sujeto actúa sobre el ambiente.
Conducta respondiente. Conducta operante.
Los mecanismos del condicionamiento clásico es el refuerzo de estímulos. Los mecanismos del condicionamiento operante son el uso de recompensas y castigos.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?