Diferencias entre Decreto Ley y Decreto Legislativo

0
2011

Podemos decir que, en el ordenamiento jurídico existen diferentes tipos de leyes o normas que dicta el Poder Ejecutivo (Gobierno). Tanto el decreto ley como el decreto legislativo son normas con rango de ley. Se les dice así porque no son leyes propiamente dichas, ya que, una ley es un norma jurídica que únicamente puede ser aprobada por el congreso y promulgada por el presidente de la república en uso de sus atribuciones.

En el mismo orden de ideas, las características y aplicaciones del decreto ley y del decreto legislativo serán descritas en este artículo, así como las diferencias fundamentales que existen entre cada una de ellas para consideración de los lectores.

Decreto Ley

Un decreto ley es una norma con rango de ley, emanada del Poder Ejecutivo, sin que tenga la intervención o autorización previa de un congreso o parlamento. Por ello, es una norma absolutamente extraordinaria que, generalmente, viene regulada en la constitución nacional de cada país.

En este sentido, un decreto ley es emitido por el Poder Ejecutivo (Presidente) en casos de extraordinaria y urgente necesidad por un tiempo provisional, el cual será evaluado por el congreso o parlamento en un período posterior a su promulgación con la intención de aprobarlo o derogarlo. Así, en caso de ser aprobado, un decreto ley no se convierte en ley, ya que, sigue teniendo ciertas limitaciones desde su promulgación como la causa, la materia y la eficacia de la misma.

Vale la pena resaltar que, los decretos leyes no podrán afectar el ordenamiento de las organizaciones e instituciones básicas del estado ni a los derechos, deberes y libertades de los ciudadanos. En algunos países gobernados por monarquías parlamentarias, los decretos ley son denominados Real Decreto Ley, ya que, son sancionados y promulgados por el Rey o la Reina, como Jefe del Estado.

Decreto Legislativo

Un decreto legislativo es una norma jurídica con rango de ley que emana del Poder Ejecutivo en virtud de delegación expresa efectuada por el poder legislativo. Dicho de otra manera, el decreto ley es emitido por el Poder Ejecutivo solo por delegación del Poder Legislativo, es decir, el congreso delega al Poder Ejecutivo (Presidente) la facultad de legislar sobre materias específicas, a fin de aprobar dispositivos legales con rapidez y sólo en ciertos materias y por un plazo determinado.

Por otra parte, los decretos legislativos se pueden revertir de dos maneras, ya sea, a través de una ley ordinaria (para refundir textos legales) o a través de una ley de bases (para hacer un texto nuevo). Igualmente, tiene su función en diversos ámbitos tanto para la elaboración de textos articulados, habiendo aprobado previamente el parlamento una ley base que sirve como marco de referencia y límite y para la elaboración de textos refundidos de diversas leyes favoreciendo la compilación de distintas normas jurídicas dispersas.

Para concluir, el decreto legislativo es dictado en forma autónoma y no requiere de aprobación o derogación por parte del congreso. En algunos países gobernados por monarquías parlamentarias, los decretos legislativos son denominados Real Decreto Legislativo, ya que, son aprobados por el Gobierno bajo delegación expresa previa de las Cortes.

De lo anterior se deducen las siguientes diferencias:

  • El Decreto Ley es una norma con rango de ley, emanada del Poder Ejecutivo (Presidente), sin que tenga la medida intervención o autorización previa de un Congreso o Parlamento mientras que un Decreto Legislativo es una norma jurídica con rango de ley que emana del Poder Ejecutivo en virtud de delegación expresa efectuada por el Poder Legislativo.
  • El Decreto Ley será evaluado por el congreso o parlamento en un período posterior a su promulgación con la intención de aprobarlo o derogarlo mientras que el Decreto Legislativo se puede revertir a través de una ley ordinaria o a través de una ley de bases.
¿Qué te ha parecido el artículo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here