Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencia entre diabetes tipo 1 y tipo 2

Como muchos saben, la diabetes es una patología que se produce por la presencia de elevados niveles de azucares en la sangre. Ésta se presenta debido a la falta de insulina, una hormona segregada por el páncreas o por la resistencia que en algunos casos, el organismo puede presentar hacia dicha hormona.

Existen tres tipos principales de diabetes, la diabetes tipo 1, la diabetes tipo 2 y la diabetes gestacional, que es la que se desarrolla en cualquier etapa del embarazo. El objetivo de este artículo es presentar las diferencias entre diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2, a fin de aclarar dudas en los lectores sobre esta patología, ya que, la diabetes tipo 1 y tipo 2 suelen ser las más frecuentes.

 Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 es una enfermedad que se presenta en el organismo por la destrucción de las células –beta- del páncreas, las cuales tienen como función la producción de insulina. En este sentido, el organismo es incapaz de producir insulina, que es la hormona producida por el páncreas, encargada de regular la cantidad de glucosa de la sangre.

En el mismo orden de ideas, la diabetes tipo 1 puede aparecer en adultos pero tiene mayor incidencia en niños y jóvenes. La principal característica de esta enfermedad es que es crónica, es decir, una vez que aparece no remite y requiere de un tratamiento especializado de por vida, que incluye el suministro diario de insulina de forma externa.

Lamentablemente, no existe cura para la diabetes tipo 1 y es imposible de prevenir, ya que, se origina por un ataque del propio sistema inmunitario del organismo que produce una destrucción de las células beta del páncreas, lo que origina una deficiencia total de insulina. Además, esta no requiere la administración de antidiabéticos orales, ya que, estos fármacos son en su mayoría estimulantes de la secreción de insulina y en el caso de la diabetes tipo 1, como se mencionó, existe una imposibilidad de producción de insulina.

Una persona que padece de diabetes tipo 1 requiere un estricto control de su alimentación, ya que, se debe ajustar la dosis de insulina a la cantidad de alimentos que se debe ingerir. Por otra parte, requiere la actividad física permanente y dirigida para evitar complicaciones de la diabetes como lesiones oculares, renales, infecciones o pie diabético, una de las más temibles.

Es importante además llevar un control diario de los niveles de glucosa en sangre y de la presión arterial, así como de los niveles lipídicos (colesterol y triglicéridos), a fin de mantener niveles regulares y evitar posibles complicaciones.

Diabetes Tipo 2

La diabetes tipo 2 es una enfermedad que se presenta en el organismo cuando el páncreas puede producir insulina pero en cantidades inferiores a las necesarias para regular los azúcares en sangre o cuando esta hormona no funciona bien porque hay problemas en el lugar de acción de la misma (las células del músculo o del hígado por ejemplo).

Aunque la diabetes tipo 2 puede afectar a personas de cualquier edad, incluso niños, se desarrolla con mayor frecuencia en personas adultas y mayores. En muchos casos, la diabetes tipo 2 puede prevenirse si se mantienen unos hábitos de alimentación saludables y se combinan con una actividad física moderada. Por ello, está íntimamente relacionada con el sedentarismo y la obesidad así como de hábitos de alimentación inadecuados.

Las personas que padecen diabetes tipo 2, en ocasiones pueden requerir insulina pero de forma temporal o en dosis mínimas para contribuir al buen funcionamiento y regulación de la glucosa, además requieren de la ingesta de antidiabéticos orales, ya que, estos fármacos ayudan a incrementar la producción de insulina.

Es recomendable llevar un control de los niveles de glucosa, presión arterial y perfil lipídico periódicamente, a fin de mantener el balance en el organismo de estos indicadores. El ejercicio físico es recomendable para las personas que padecen diabetes tipo 2, para que de esta manera contribuir a los hábitos de vida saludable y disminuir los factores de riesgo.

Una vez presentadas las definiciones que nos atañen, se presenta el siguiente cuadro donde se señalan las diferencias entre diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2

Diabetes tipo 1 Diabetes tipo 2
La diabetes tipo 1 requiere administración de insulina de forma externa. Solo en casos especiales la diabetes tipo 2 requiere administración de insulina de forma externa.
No admite administración de antidiabéticos orales. Requiere la administración de antidiabéticos orales.
Requiere un control alimenticio para adecuar las dosis de insulina a la ingesta de alimentos. La dieta es planificada para llevar una vida sana.
Afecta en su mayoría a niños y jóvenes y se produce por una respuesta del propio organismo. Afecta en su mayoría a personas adultas y se produce mayormente por hábitos de vida inadecuados, obesidad y sedentarismo.
Se debe llevar control de los niveles de glucosa a diario. Se debe llevar control de los niveles de glucosa periódicamente según cada caso en particular.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?