Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre diésel y gasolina

La mayoría de los vehículos de hoy día utiliza gasolina o diésel como combustible. Ambos son quemados en el motor del automóvil para dar el poder al mismo y poder funcionar. En este sentido, muchas personas desconocen las diferencias que existen entre estos dos combustibles. Por ello, en este artículo presentaremos las diferencias que existen entre ambos partiendo de sus definiciones.

Diésel

El combustible diésel o gasoil es un producto que se obtiene a partir de la destilación y la purificación del petróleo crudo. Este combustible se emplea en los motores diésel, que llevan ese nombre debido al combustible que emplean.

La palabra diésel, se deriva del nombre del inventor alemán Rudolf Diésel quien en 1892 inventó el motor diésel. Este compuesto derivado del petróleo que contiene aproximadamente un 75% de hidrocarburos saturados incluyendo isoparafinas y cicloparafinas y un 25% de hidrocarburos aromáticos incluyendo naftalenos y alcalobencenos.

Por otro lado, debido a que el diésel es relativamente más sencillo de refinar, ya que, se obtiene de la destilación fraccionada de petróleo su precio suele ser más bajo que la gasolina. Existen diferentes tipos de diésel o gasoil, entre ellos se mencionan:

  • Diésel Premium o Gasóleo A (normalmente usado para automóviles).
  • Diésel Bonificado o gasóleo B (utilizado para usos agrícolas e industriales)
  • Diésel habitual o gasóleo C (utilizado para calefacción doméstica).

Es importante mencionar que, en España se conoce como gasóleo al combustible y como Diésel al motor pero en la mayoría de los países hispano hablantes se utiliza el término Diésel para ambos.

Gasolina

La gasolina es un compuesto de hidrocarburos y se presenta como un líquido inflamable y volátil que cumple la función de combustible. Esta se obtiene de la destilación fraccionada del petróleo y tiene infinidad de usos, aunque su uso principal es como carburante (combustible) para vehículos y maquinarias. Existen distintos tipos de gasolinas comerciales que se clasifican en función de su número de octanaje, es decir, el número de octano (una clase de hidrocarburo que posee 8 átomos de carbono) que posee el combustible. Por ello, se puede encontrar gasolina de 90 octanos, de 91 octanos, de 95 o 97 octanos.

Por otra parte, a partir de los años 20, debido a la gran demanda de motores a gasolina se empezaron a agregar compuestos para aumentar su octanaje a base de plomo (gasolina con plomo). Desde los años 70, debido a los efectos negativos del plomo en la gasolina para la salud y el medio ambiente, se impusieron leyes a fin de reducir paulatinamente el uso de aditivos con plomo en la gasolina y las empresas se vieron en la obligación de comenzar a producir gasolinas de alto octanaje sin plomo.

Como se puede apreciar son diversas las diferencias que existen entre diésel y gasolina las cuales se detallan a continuación:

  • El diésel se obtiene de la fracción de petróleo que tiene hidrocarburos de 15 a 18 átomos de carbono mientras que la gasolina se obtiene de la fracción de petróleo que tiene hidrocarburos de 5 a 12 átomos de carbono.
  • El diésel tiene una densidad de 850 g/l mientras que la gasolina tiene una densidad de 680g/l.
  • El diésel suele ser más económico que la gasolina, debido a que, es relativamente más sencillo de destilar.
  • El diesel tiene un punto de ignición de 52°C mientras que la gasolina tiene un punto de ignición de 280°C.

¿Qué te ha parecido el artículo?