Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencia entre dioses griegos y romanos

Se sabe que, la mitología es el estudio e interpretación del conjunto de mitos y leyendas que forman parte de una determinada cultura. También, se encarga del estudio de sus orígenes y los elementos que la componen. La mitología entonces, varía dependiendo del pueblo o de la cultura que es objeto de estudio, englobando un conjunto de saberes populares y creencias que van, generalmente, a partir de la creación del mundo, debido a que, en líneas generales, cada cultura tiene sus propias teorías sobre la creación del mundo.

Tanto la civilización griega como la romana tenían sus propias creencias acerca de este tema, por tanto, su mitología es muy antigua y es conocida a nivel mundial por la importancia que esta tuvo en diferentes estudios. Por ejemplo, los nombres de los signos del zodíaco y los planetas, provienen de deidades griegas o romanas.

Por esta razón el estudio de la mitología griega tiene sus implicaciones en el mundo actual, tal y como lo conocemos. En el mismo orden de ideas, cada una de estas culturas tenía sus propias deidades o dioses mitológicos. Asimismo, la mitología griega es más antigua que la romana, por lo que, muchos de los dioses romanos tienen su origen en los dioses griegos. Algunos de estos dioses se presentan con diferencias mínimas en sus nombres, los cuales en el caso de la mitología romana provienen de vocablos de origen latín.

En el presente artículo se pretende establecer las diferencias entre los dioses pertenecientes a la mitología griega y a la mitología romana. Antes de establecer dichas diferencias, resulta necesario señalar las definiciones de dioses griegos y romanos.

Dioses griegos

A diferencia de las culturas y religiones monoteístas que creen en un solo dios, la cultura griega tenía infinidades de dioses. En la mayoría de los casos, esos dioses representaban la fuerza y el poder de la naturaleza. Dado que, el monte más alto de Grecia es el -Monte Olimpo-, se creía que ese era el lugar donde habitaban los dioses más importantes de su mitología y que tenían importante influencia en la vida de las personas y sus enseñanzas servían para encausar la vida de los hombres.

Un ejemplo de dios griego es Poseidón, dios de mares, ríos y océanos. Su mayor defecto era la ira, no era un dios compasivo sino implacable. Sus mayores virtudes eran ser amante de los animales y ser un dios muy competitivo.

Dioses Romanos

Los dioses romanos en su gran mayoría derivaban de la fusión de la cultura romana con las contribuciones de la mitología griega. Por lo que, son en definición los mismos dioses pero con diferencias en sus nombres y algunas virtudes o funciones que se les atribuían. No obstante, los romanos tenían una forma muy diferente de concebir a sus dioses y al igual que, los dioses griegos, tenían influencia sobre los hombres, sus vidas y su manera de actuar.

Un ejemplo de dios romano es Neptuno (en griego, Poseidón) dios de los mares y los terremotos cuyo poder radicaba en provocar terremotos y grandes tormentas marítimas, por lo que, ningún hombre debía provocar su ira.

Como se ha podido evidenciar existen diferencias entre los dioses de la mitología griega y los dioses de la mitología romana. No obstante, las diferencias más notorias se señalan a continuación:

Dioses griegos Dioses romanos
Los dioses griegos derivan de las creencias con respecto a los orígenes y creación del mundo. Los dioses romanos provienen de la literatura y la fusión de su cultura con la influencia de la cultura griega.
Los dioses griegos fueron creados por espíritus de mayor sabiduría. Los dioses romanos fueron creados en atención a las necesidades de los habitantes.
Los dioses griegos actuaban como seres humanos, con virtudes y defectos propios de la especie humana. Sus actuaciones influenciaban a las personas. Los dioses romanos no se consideraban que actuaran como seres humanos. No obstante, se creía que podían influenciar a los hombres.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?