Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencia entre ejercicio aeróbico y anaeróbico

Cuando realizamos un entrenamiento por cuenta propia o decidimos acudir a un gimnasio, podemos encontrarnos con dos tipos de ejercicios, aquellos llamados aeróbicos y anaeróbicos. Cada uno de ellos sirve un propósito particular y aporta diferentes beneficios para la salud y el cuerpo.

Es por ello que, resulta importante saber cuál es la diferencia entre estos ejercicios para así poder escoger cual es el más indicado para nosotros según nuestro objetivo. Sea que deseemos bajar de peso, ganar masa muscular o simplemente ejercitarnos, en el presente artículo explicaremos las diferencias y beneficios de ambos tipos de ejercicios para que no queden dudas.

Ejercicio aeróbico

Vale señalar que un ejercicio aeróbico es aquel ejercicio físico en donde el cuerpo requiere del oxígeno, para poderlo ejecutar. Es por ello que, los ejercicios aeróbicos incluyen a cualquier ejercicio en el cual donde se deba llevar un nivel de intensidad moderada por ventanas de tiempo generalmente extensas, llevando una frecuencia cardiaca alta. Como su nombre lo indica necesitamos oxígeno para ejecutarlos y con ello se obtiene el beneficio de quemar grasas y también el azúcar, ya que, es de allí de donde el cuerpo toma la energía que gastamos.

Entre algunos ejercicios aeróbicos comunes podemos encontrar el trotar, bailar, nadar, pedalear en bicicleta, entre muchos otros. Podemos acotar que, los ejercicios aeróbicos traen múltiples beneficios para la salud entre los que podemos mencionar brevemente tenemos que disminuyen la presión sanguínea, mejoran la capacidad pulmonar, mejoran la circulación de la sangre y disminuyen las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.

Ejercicio anaeróbico

Podemos decir que, un ejercicio anaeróbico es aquel donde el cuerpo no depende directamente del oxígeno de la respiración para generar la energía que gastamos sino que, el cuerpo utiliza la reserva de energía de los músculos. Asimismo, en el ejercicio anaeróbico las actividades son cortas, por lo que, se realizan en periodos cortos de tiempo y son ejecutados a gran intensidad.

Entre algunos ejemplos de ejercicios anaeróbicos podemos encontrar el weightlifting (levantamiento de pesas), sprinting (carreras de velocidad en corta distancia), entre otros. También se dice que, cualquier ejercicio que realicemos durante su primera fase es anaeróbico. Se puede acotar que los ejercicios anaeróbicos se utilizan mayormente para adquirir potencia y también para ganar masa muscular. Asimismo, los beneficios pueden notarse en el rendimiento que podemos tener en actividades de mucha intensidad y de corta duración.

Por las definiciones que mostramos podemos concluir algunas diferencias entre los ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, las cuales resumimos en la siguiente tabla:

Ejercicio aeróbico Ejercicio anaeróbico
Es aquel en donde el cuerpo requiere del oxígeno para poderlo ejecutarlos. Es un ejercicio en el que el cuerpo no utiliza el oxígeno para ejecutarlo.
Se realizan con una intensidad de baja a media. Son realizados con una intensidad alta.
Generalmente, son ejecutados por periodos largos de tiempo. Son ejercicios ejecutados en un periodo corto de tiempo.
El cuerpo quema grasas y azucares utilizando para ello, el oxígeno. El cuerpo toma la energía directamente de la reserva energética de los músculos.
Ayudan a quemar grasas y consecuentemente a bajar de peso y también incrementar la resistencia cardiovascular, pulmonar, entre otros. Principalmente se orientan al aumento de potencia y a ganar masa muscular, por lo que se incrementa el tamaño de los músculos.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?