Diferencia entre separación y divorcio

Índice de Contenidos

Tras una ruptura matrimonial, las parejas pueden optar por diferentes opciones para atender los aspectos legales que tienen lugar posterior a la relación, a fin de tomar la decisión más adecuada que les permita ajustarse a sus deseos y necesidades.

Muchas veces se desconoce cuál es la diferencia entre separación y divorcio, por lo que, las personas suelen confundirse. En atención a esta premisa, resulta importante señalar las diferencias que existen entre estos dos conceptos a fin de aclarar posibles dudas.

Separación

La separación es la disolución del matrimonio que implica la suspensión del vínculo matrimonial y el cese de la vida en común de ambos cónyuges, hecho que trae implicaciones y consecuencias tanto patrimoniales como en el ámbito personal.

La separación desde el punto de vista legal puede darse de dos maneras:

  • La separación de hecho, en la cual no hay intervención judicial sino que es la decisión de uno o ambos cónyuges de cesar la convivencia.
  • La separación legal que es la que ocurre cuando hay intervención judicial que dictamina una sentencia.

En ambos casos mencionados, la separación tiene consecuencias jurídicas que incluyen la prohibición de vincular entre los cónyuges los derechos y obligaciones jurídicas, legales y económicas. La separación no pone fin al matrimonio, es decir, no disuelve el vínculo matrimonial y los cónyuges siguen siendo marido y mujer pero permite la suspensión de la vida en común y la convivencia en un mismo espacio.

Tanto la separación de hecho como la separación judicial se pueden revertir cuando hay reconciliación de la pareja, es por ello que, en el primer caso basta con volver a iniciar la vida en común y en el segundo caso hay que notificar al juez encargado de la causa, la decisión de continuar bajo el vínculo matrimonial para que el decreto de separación judicial quede sin efecto.

Divorcio

El divorcio es la disolución del matrimonio que implica la cesación total del vínculo matrimonial mediante un dictamen judicial. La disolución del matrimonio por divorcio es definitiva, lo quiere decir que, el divorcio no se puede revertir una vez se haya decretado. Por tanto, si la pareja decide volver a unirse puede hacerlo pero ya no estarían casados y tendrán que volver a casarse.

El divorcio se puede solicitar por uno solo de los cónyuges, por ambos cónyuges, o por un cónyuge con el consentimiento del otro. En todos los casos el divorcio obedece a un proceso que incluye la separación de hecho, la separación judicial, la separación de bienes y la firma de la sentencia bien sea por mutuo acuerdo o por decisión judicial. Tras el divorcio, se pueden establecer ciertos dictámenes en materia económica como pensión familiar, pagos por manutención de hijos, guarda y custodia de los hijos y regímenes de visitas cuando fuere necesario.

En atención a estos planteamientos se puede decir que las diferencias principales entre separación y divorcio son:

  • La separación es temporal, se puede revertir voluntariamente con o sin notificación al juez que lleve la causa mientras que el divorcio es definitivo, una vez que se ha dictado sentencia de divorcio éste no se puede revertir.
  • Cuando hay una separación las personas no pueden volver a casarse entre sí o con otras personas pues el vínculo matrimonial sigue vigente mientras que tras el divorcio las personas pueden volver a casarse entre sí o con otras personas pues el vínculo matrimonial queda totalmente disuelto.
  • La separación es la suspensión del vínculo matrimonial mientras que el divorcio es la disolución del vínculo matrimonial.