Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencia entre el Linfoma Hodgkin y el Linfoma no Hodgkin

Básicamente podemos decir que, los linfomas son un conjunto de enfermedades malignas que afectan a la sangre, la médula ósea y los ganglios linfáticos. Estos tres sistemas están conectados por el sistema inmune, por ello, un linfoma que involucre a uno, afectará a los otros dos. Así, existen diversos tipos de linfomas, pero, según su origen celular los linfomas se subdividen en dos grandes grupos: los linfomas de Hodgkin y los linfomas no Hodgkin. Dicho esto, en este artículo, resaltaremos las diferencias que existen entre ellos, partiendo de sus definiciones.

Linfoma de Hodgkin

Por definición, el linfoma de Hodgkin o enfermedad de Hodgkin, es un tipo de cáncer que se desarrolla en las células del sistema linfático, en la parte del sistema inmunológico del cuerpo llamados linfocitos. Estos linfocitos son un tipo de glóbulos blancos que ayudan a combatir las infecciones del cuerpo. Cabe resaltar que, el linfoma de Hodgkin lleva este nombre debido al médico británico Thomas Hodgkin quien la descubrió en 1839.

Así entonces, este linfoma representa una proliferación tumoral maligna de los ganglios linfáticos que rara vez presenta afección extraganglionar y se localiza preferentemente en un solo tipo de ganglios axiales (cervicales, mediastínicos y paraaórticos). Además, el linfoma de Hodgkin se disemina por contigüidad siguiendo un orden previsto, es decir, de un grupo ganglionar a otro según la disposición de la circulación linfática.

Adicionalmente, la enfermedad de Hodgkin es más común en personas entre los 16 y 35 años de edad, donde esta es generalmente de grado intermedio a alto, es decir, se presentan linfomas de crecimiento rápido con patrón agresivo que requieren tratamiento inmediato e intensivo.  Finalmente, el tratamiento del linfoma de Hodgkin varía de acuerdo al tipo de linfoma y al estadio en el que se encuentre la enfermedad, pudiendo abarcar desde quimioterapia y radioterapia hasta el trasplante de células madre.

Linfoma No Hodgkin

El linfoma no Hodgkin, es otro tipo de cáncer que se desarrolla en las células del sistema linfático en los linfocitos o también llamados glóbulos blancos que ayudan a combatir las infecciones del cuerpo. Así, el linfoma no Hodgkin es cinco veces más frecuente que la enfermedad de Hodgkin y pueden ser indolentes o agresivos y se denominan también de bajo grado y de alto grado.

En tal sentido, el linfoma no Hodgkin suele afectar muchos ganglios periféricos y no se extiende por contigüidad, es decir, se disemina de forma no predecible. En el linfoma no Hodgkin es frecuente la afectación extraganglionar. Cabe resaltar que, el linfoma no Hodgkin es más común en personas mayores de 60 años de edad pero puede predominar en varones de edad media (entre 20 y 40 años de edad).

Para finalizar, el tratamiento del linfoma no Hodgkin varía de acuerdo al tipo de linfoma y al estadio en el que se encuentre la enfermedad, pudiendo abarcar desde quimioterapia y radioterapia hasta el trasplante de células madre y el trasplante de médula ósea.

Como se puede apreciar, las diferencias entre el linfoma de Hodgkin y el linfoma no Hodgkin surgen de acuerdo al tipo de linfocitos involucrados. En este sentido, encontramos que:

Linfoma de Hodgkin Linfoma no Hodgkin
Se localiza en un solo grupo de ganglios axiales (cervicales, mediastínicos y paraaórticos). Se localiza en diferentes ganglios periféricos.
Se disemina por contigüidad, siguiendo un orden previsto. Se disemina de forma no predecible.
Rara vez presenta afección extraganglionar. Es frecuente la afección extraganglionar.
Existen cuatro subtipos de linfoma de Hodgkin. Existen treinta subtipos de linfoma no Hodgkin.
Es más común en personas entre los 16 y 35 años de edad. Es más común en personas mayores de 60 años de edad pero puede predominar en varones de edad entre 20 y 40 años.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?