Diferencia entre enfermedades agudas y enfermedades crónicas

0
550

Se puede decir que una enfermedad es una dolencia del organismo que causa afectación en un órgano, extremidad o en el organismo en general y que puede originarse por diferentes causas. Existen además infinidades de enfermedades, clasificadas de acuerdo al tipo, al origen, al órgano o zona que afectan o a la forma como se desarrolla e incluso al tiempo de duración. Entre ellas encontramos a las enfermedades agudas y crónicas, las cuales vamos a definir de forma clara y precisa para establecer posteriormente las diferencias que existen entre ellas:

Enfermedades Agudas

Las enfermedades agudas son aquellas patologías que suelen aparecer de forma repentina, generando el deterioro profundo y veloz del organismo en general o de una parte de él. Las enfermedades agudas se caracterizan porque suelen aparecer de forma repentina producto de un traumatismo o por el daño causado por algún organismo patógeno como microbios, virus, bacterias o parásitos; presentan signos y síntomas observables de forma casi inmediata (salvo el caso de algunas enfermedades que poseen un tiempo de incubación más prolongado) por lo que requieren tratamientos invasivos o no invasivos, inmediatos y prolongados. En la mayoría de los casos, las enfermedades agudas suelen desaparecer con la aplicación de los tratamientos requeridos. Las enfermedades agudas son afecciones que pueden ser más o menos peligrosas para la salud general, pero que comienzan y terminan en poco tiempo y se resuelven ya sea con la curación total a partir de tratamientos específicos o en casos menos deseables con la muerte del paciente. Un ejemplo de enfermedad aguda es la neumonía, que es una infección pulmonar producida por diferentes agentes patógenos que genera la inflamación de los espacios alveolares de los pulmones; al aplicar el tratamiento requerido y tener los cuidados necesarios la neumonía suele desaparecer.

Enfermedades Crónicas

Las enfermedades crónicas son aquellas que se desarrollan de manera gradual y progresiva generalmente durante un largo período de tiempo. Suele presentar síntomas y signos en las primeras instancias pero éstos suelen ser intermitentes por lo que en las primeras etapas de la enfermedad no suelen ser diagnosticadas. Con el paso del tiempo y a medida que la enfermedad avanza en el organismo los signos y síntomas se hacen cada vez más frecuentes y es cuando se pasa a la etapa de diagnóstico para proceder a aplicar los tratamientos necesarios. Los pacientes afectados por enfermedades crónicas pueden tardar meses o incluso años para recuperarse pero en muchos de los casos, la persona muere producto de las afecciones prolongadas del organismo o de algún órgano que trae como consecuencia el deterioro general del cuerpo. Un ejemplo de enfermedad crónica es el asma bronquial que consiste en una inflamación recurrente y continua de los bronquios la cual requiere de tratamientos prolongados con ciertos medicamentos de control y de alivio (rescate) para que a mediano plazo (generalmente) el paciente logre recuperarse.

Como se puede apreciar, existen diferencias importantes entre las enfermedades agudas y crónicas las cuales en resumen son:

  • Las enfermedades agudas aparecen de forma repentina y los síntomas y signos pueden ser muy intensos, mientras que en el caso de las enfermedades crónicas, éstas se desarrollan de forma gradual y los signos y síntomas van empeorando a medida que la enfermedad se desarrolla en el organismo.
  • Las enfermedades agudas suelen desaparecer de forma rápida con el tratamiento adecuado mientras que las enfermedades crónicas suelen requerir mayor tiempo de tratamiento para lograr la recuperación total.
¿Qué te ha parecido el artículo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here