Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre Fascismo y Nazismo

Podemos decir brevemente que, el fascismo y el nazismo son movimientos políticos nacionalistas que se caracterizaron por oponerse rotundamente a la democracia liberal, por lo que, se consideran movimientos totalitarios y extremistas. Ambos movimientos militaristas se plantearon como movimientos autoritarios donde predominaba la figura de un líder al que sus seguidores juraron lealtad y defendieron hasta las últimas instancias. Así pues, en este artículo presentaremos las diferencias más importantes entre el fascismo y el nazismo, así como sus características principales.

Fascismo

Básicamente, el fascismo fue un movimiento político y social de carácter totalitario y nacionalista fundado en Italia por Benito Mussolini de 1922 a 1943, después de la primera guerra mundial. El fascismo mantuvo la doctrina de la supremacía del Estado sobre el individuo, prácticamente eliminando todo derecho social, salvo aquellos reconocidos por el partido fascista.

Ahora bien, entre las principales características del fascismo tenemos que:

  • Es un sistema basado en el principio de partido único con estructura militar.
  • Existe un total control de las fuentes de información.
  • Ejerce su autoridad a través de la violencia, la represión y la propaganda.
  • Hay una manipulación del sistema educativo para lograr la asimilación al sistema.
  • El liderazgo se ejerce de manera unilateral y sin ningún tipo de consulta.
  • Se promulgan leyes raciales con medidas de discriminación y de persecución hacia todas aquellas personas que fueran o estuvieran en relación con los judíos italianos.
  • Eliminó la libertad de mercado y se controló la libertad de asociación y culto, permitiendo unas mínimas asociaciones.

Para finalizar, con el fascismo el Estado es considerado todopoderoso y dice encarnar el espíritu del pueblo, por ello, el pueblo no debe buscar nada fuera del Estado. Además, el concepto de nación es enaltecido en el fascismo, el cual da un valor supremo a la unidad nacional.

Nazismo

El nazismo fue una doctrina política nacionalista, racista y totalitaria que fue impulsada en Alemania por Adolf Hitler entre 1933 y 1945 que defendía el poder absoluto del Estado y la superioridad del pueblo Alemán frente al mundo entero. Asimismo, la principal característica de este movimiento fue la política segregacionista contra el pueblo judío que condujo a un exterminio casi total de la mencionada comunidad.

Entre otras características que definieron al nazismo podemos mencionar:

  • Abolición de la libertad de expresión y de agrupación.
  • Control total del estado de todos los medios que pudieran dar forma a la opinión pública, llámese prensa, teatro, cine, radio, escuelas y universidades.
  • El uso de la propaganda como forma de manipulación psicológica.
  • Disolución de todos los partidos políticos, gremios y sindicatos.
  • Control total y supervisión de vida cultural y social.
  • El partido Nazi fue avalado por la ley como el encargado de proteger los ideales del Estado Alemán.

Para concluir, el nazismo tuvo como objetivo inicial establecer una dictadura totalitarista en Alemania, con Hitler como líder supremo. Para poder lograrlo, la oposición tenía que ser eliminada y las personas debían atender libremente a sus indicaciones. Además, el Partido Nazi creó campos de concentración, controlado por el Estado para contener y exterminar a los prisioneros considerados enemigos (minorías nacionales, judías, comunistas y traidoras).

De acuerdo a lo señalado, las principales diferencias entre fascismo y nazismo son:

Fascismo Nazismo
Se desarrolló en Italia entre 1922 y 1943. Se desarrolló en Alemania entre 1933 y 1945.
El líder del movimiento fue Benito Mussolini. El líder del movimiento fue Adolf Hitler.
Establece control del estado sobre los ciudadanos aunque permitió algunas asociaciones y ciertas libertades. Establece control total del estado sobre los ciudadanos.
El estado ejercía control a través de la violencia. El estado ejercía control a través del terror y la represión.
Los enemigos y razas inferiores eran condenados a trabajos forzados en campos de concentración. Se caracterizó por el exterminio de los enemigos, traidores y las razas que consideraban inferiores.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?