Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre Fibra Optica y ADSL

En la actualidad, las empresas operadoras de servicios de conexión a Internet para redes domésticas cuentan con dos opciones de conexiones básicas para brindar a sus potenciales clientes, con los cual estos elegirán la más conveniente dependiendo de sus necesidades de conexión y del presupuesto con el que se cuenta. Estas dos opciones son la fibra óptica y línea de abonado digital asimétrica (ADSL), las cuales ofrecen ventajas y desventajas en función de sus diferencias, las cuales serán descritas a continuación para consideración de nuestros lectores.

Fibra Óptica

Podemos decir que, la fibra óptica es un medio de transmisión empleado frecuentemente en redes de datos y telecomunicaciones que, consiste en un hilo muy fino de material transparente, vidrio u otros materiales, por el cual se envían pulsos de luz que simbolizan los datos que se transmiten. Así pues, la fibra óptica es un material que ha sido especialmente diseñado para asegurar mayor velocidad y seguridad en el área de las telecomunicaciones.

Entre las ventajas de la conexión por medio de fibra óptica se pueden mencionar:

  • Gran resistencia mecánica, lo que facilita la instalación.
  • Resistencia al calor, frío, corrosión y factores ambientales.
  • No produce interferencias, ya que, tiene inmunidad total a las perturbaciones de origen electromagnético.
  • Pequeño tamaño, por lo tanto, ocupa poco espacio

A pesar de esto, entre algunas desventajas se encuentran:

  • Necesidad de usar transmisores y receptores más complejos.
  • No puede transmitir energía eléctrica.
  • No puede transmitir potencias elevadas.

ADSL

Básicamente, ADSL son las siglas de -Asymmetric Digital Subscriber Line- que se traduce al español como -Línea de abonado digital asimétrica- y representa un medio de transmisión empleado frecuentemente en redes de datos y telecomunicaciones que consiste en un cable que contiene pares simétricos de cobre por el que se transmiten los datos.

En tal sentido, ADSL es una tecnología de acceso a Internet de banda ancha, lo que implica una velocidad superior a una conexión por módem en la transferencia de datos. Esta tecnología se denomina asimétrica porque las capacidades de descarga (desde la red hasta el usuario) y de subida de datos (en sentido inverso) no coinciden, ya que, en ella se establecen tres canales de comunicación los cuales son un canal de envío de datos, un canal de recepción de datos y un canal de servicio telefónico normal.

Entre las ventajas de la conexión por medio de ADSL se mencionan:

  • Existe la posibilidad de hacer una llamada por teléfono al mismo tiempo que se puede navegar por Internet, debido a que, la voz y los datos viajan en bandas separadas.
  • Utiliza la infraestructura existente de la red telefónica básica, lo que, representa menores costes referentes a la implantación de esta tecnología y ofrece mucha mayor velocidad de conexión que la obtenida mediante marcación telefónica a Internet.

No obstante, entre sus desventajas debemos señalar que no todas las líneas telefónicas pueden ofrecer este servicio, debido a que, las exigencias de calidad del par, tanto de ruido como de atenuación, por distancia a la central, son más estrictas que para el servicio telefónico básico. Adicionalmente, las velocidades están limitadas aproximadamente a 8-10 Mbps para la descarga de datos.

De acuerdo con lo anteriormente planteado, las diferencias más relevantes entre fibra óptica y ADSL son las siguientes:

  • La fibra óptica es un medio de transmisión que emplea cable de fibra de plástico, vidrio o material transparente para la transmisión de datos a través de pulsaciones de luz mientras que la ADSL es un medio de transmisión que emplea cable de cobre para la transmisión de datos a través de la corriente eléctrica.
  • La fibra óptica requiere de un nuevo sistema de instalación que incluye el cableado y generalmente, requiere efectuar procesos de conversión eléctrica-óptica mientras que la ADSL no requiere un nuevo sistema de instalación, ya que, utiliza la infraestructura existente de la red telefónica básica.
  • Las velocidades que se pueden alcanzar actualmente con fibra óptica son de 300 Mbps en la actualidad, siendo la limitante el hardware utilizado en lugar de la fibra o la tecnología como tal mientras que con ADSL la limitante es el cable y la tecnología, por lo que, las velocidades máximas generalmente no van más allá de los 8-10 Mbps.

¿Qué te ha parecido el artículo?