Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre Pintura Cantábrica y Pintura Levantina

El arte rupestre es el testimonio artístico más antiguo que posee la humanidad, siendo estas representaciones pictóricas realizadas generalmente en cuevas, donde según ciertas evidencias, vivieron los primeros homínidos que poblaron la tierra. El hecho de que se dedicaran al arte y pintaran algunos elementos en las cuevas demuestra un gran paso en la evolución de los seres humanos, ya que, a través de la pintura, se pone de manifiesto que eran capaces de tener sentimientos y emociones.

Así pues, en España se han encontrado manifestaciones pictóricas rupestres de gran importancia para el estudio de la evolución de la especie humana y que representan diferentes épocas, como lo son la pintura cantábrica y la pintura levantina, las cuales tienen ciertas diferencias que serán descritas a continuación.

Pintura Cantábrica

La pintura cantábrica, también conocida como arte franco-cantábrico, es el conjunto de manifestaciones culturales de naturaleza artística, especialmente conformado por pinturas rupestres que, geográficamente se extendieron en el paleolítico superior (25.000 – 15.000 años) por la cornisa cantábrica, el borde montañoso septentrional de la península ibérica (España).

Entre sus características principales encontramos el realismo, la policromía y el predominio de representación de animales (zoomorfismo) en figuras aisladas como los bisontes, los caballos, los toros, entre otros. Por tanto, la pintura cantábrica no representaba escenas sino figuras aisladas. Aparte, estas pinturas son de gran tamaño y solían utilizar las protuberancias de las paredes de la cueva para dar sensación de volumen, por lo que, en algunas expresiones, se observaba la pintura en tercera dimensión.

Asimismo, el significado de la pintura cantábrica es desconocido aunque numerosos autores afirman que las representaciones de animales podían ser usadas como un ritual para favorecer la caza, lo que se denomina magia simpática. Finalmente, los materiales utilizados en estas obras eran los pigmentos naturales y la grasa animal.

Pintura Levantina

De manera similar, la pintura levantina es el conjunto de manifestaciones culturales de naturaleza artística, especialmente conformado por pinturas rupestres que, geográficamente se extendieron en el período mesolítico y neolítico (6.000 – 1.500 años) por el arco mediterráneo en la península ibérica (España).

Entre las características principales de la pintura levantina podemos encontrar la representación de escenas (caza, combates o vida cotidiana), el movimiento, la presencia de la figura humana (antropomorfismo), la representación de objetos de caza y además que se encuentran localizadas en abrigos rocosos al aire libre y no en cuevas.

Por otra parte, las pinturas levantinas son de tamaño reducido y son generalmente monocromas, realizadas con pigmentos naturales y grasa animal. En cuanto al significado de la pintura levantina tenemos que es variado pero generalmente, trataban de asuntos de carácter narrativo que tenían que ver con la vida de la tribu.

Para concluir, otra de las particularidades de la pintura levantina es el tratamiento esquemático y estilizado de las figuras, además de las composiciones dinámicas de las figuras que se relacionan entre sí.

Habiendo detallado las características propias de la pintura cantábrica y la pintura levantina, se presenta el siguiente cuadro con las diferencias más resaltantes entre ellas:

Pintura Cantábrica Pintura Levantina
Se desarrolló en el paleolítico superior (25.000 – 15.000 años). Se desarrolló durante el neolítico y el mesolítico (6.000 – 1.500 años).
Están situadas en la cornisa cantábrica, el borde montañoso septentrional de la península ibérica (España). Están situadas en el arco mediterráneo en la península ibérica (España).
Se encuentran ubicadas en el interior de las cuevas. Están ubicadas en abrigos rocosos al aire libre.
Se observa presencia de expresiones policromáticas. Se observa presencia de expresiones monocromáticas.
Son pinturas de gran tamaño que solían utilizar las protuberancias de las paredes de la cueva para dar sensación de volumen. Son pinturas de tamaño reducido que muestran movimiento y son esquemáticas.
Representaban figuras aisladas (generalmente animales). Representaban escenas (caza, combates o vida cotidiana).

¿Qué te ha parecido el artículo?