Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencia entre genes dominantes y genes recesivos

Los genes, se pueden definir como unidades de almacenaje de información genética. Estos son estructuras funcionales dentro del ADN (Ácido Desoxirribonucleico) que desempeñan un papel importante en la determinación de las características tanto físicas, como genéticas de la persona, es decir, determinan cómo somos y lo que heredamos de nuestros padres.

Existen diferentes tipos de genes con respecto a la función que cumplen, como son, los genes estructurales, genes reguladores, genes de recombinación, genes de segregación, entre otros, pero todos ellos están presentes en la persona de dos grandes maneras como genes dominantes o como genes recesivos.

El carácter dominante o recesivo de un gen es relativo, ya que, un mismo gen puede ser dominante o recesivo en función de las uniones que se dan entre ellos provenientes del ADN del padre y de la madre.

Cuando dos individuos se reproducen aportan la mitad de la información genética al nuevo ser, por lo que, en este nuevo ser, los cromosomas vienen en pares, la forma como se unen esos pares de cromosomas determina la dominancia o recesividad de un gen. Existen notables diferencias entre un gen dominante y un gen recesivo y la forma como están presentes dentro del ADN. No obstante, antes de delimitar esas diferencias en el presente artículo, vamos a definirlos de forma breve.

Genes Dominantes

Los genes dominantes son aquellos que están presentes en el fenotipo de la persona, es decir, determinan las características físicas de un individuo. Para que un gen dominante se transmita y se manifieste en un individuo basta con que uno de los progenitores lo posea.

Por ejemplo, para el color de ojos, el negro es un gen dominante y el color azul es recesivo. Si en la persona se unen un gen dominante y un gen recesivo, la persona nacerá con los ojos de color negro.

Genes Recesivos

Al igual que los genes dominantes, los genes recesivos están presentes en todas las personas pero que no siempre se manifiestan en su fenotipo, es decir, en las características externas del individuo.

No obstante, los genes recesivos, pueden manifestarse en el fenotipo de la descendencia del individuo, siempre que reciba un gen recesivo tanto del padre como de la madre, ya que, este no puede manifestarse en presencia del gen dominante. Entonces, para que un gen recesivo actúe sobre el fenotipo de un individuo tiene que estar presente de antemano, en ambos progenitores.

Habiendo definido ambos términos es importante señalar algunas diferencias básicas que se presentan entre los genes dominantes y los genes recesivos, a continuación:

Gen dominante Gen recesivo
Los genes dominantes son aquellos que como su nombre lo indica –dominan- y por tanto, determinarán las características que serán más probables que se hagan presentes en el nuevo individuo. Los genes recesivos son aquellos que tendrán menores probabilidades de determinar las características del fenotipo del nuevo individuo.
El gen dominante suele denotarse con la letra mayúscula N El gen recesivo suele designarse con la letra minúscula n
El gen dominante se manifiesta aún en presencia del gen recesivo El gen recesivo no puede manifestarse en presencia del gen dominante
Los genes dominantes son los que determinan las características visibles Los genes recesivos solo se manifiestan si ambos progenitores lo transmiten a su descendencia.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?