Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencia entre glucosa y galactosa

Como muchos saben, la glucosa y la galactosa son dos tipos de azúcar, entendiéndose ésta como la sustancia orgánica sólida, blanca y soluble en el agua que constituye parte importante de las reservas energéticas de las células animales y vegetales.

A pesar de ser dos tipos de azúcar, existen diferencias entre la glucosa y la galactosa, las cuales están determinadas básicamente por su origen y composición química. El objetivo del presente artículo es, señalar las diferencias que existen entre estos dos tipos de azúcar a partir de sus definiciones.

Glucosa

La glucosa es un tipo de azúcar simple que los seres vivos utilizan como fuente de energía. Es el elemento orgánico más abundante en toda la naturaleza, ya que, se encuentra presente en diferentes elementos naturales. En este sentido, todos los vegetales y plantas la obtienen a partir de la fotosíntesis, en la cual se transforman en alimentos diferentes elementos inorgánicos como el agua o la luz solar.

Su fórmula molecular es C6H12O6, esto quiere decir que, se compone de seis átomos de carbono siendo una molécula hexosa y además un monosacárido (hidrato de carbono que no puede descomponerse en otro más sencillo), doce moléculas de hidrógeno y seis moléculas de oxígeno. Su apariencia es la de un polvo blanquecino tras su procesamiento y refinamiento. Entre otras características tenemos que su punto de fusión es de 146 °C (419 °K) y su rendimiento energético es de 3,75 kilocalorías por cada gramo en condiciones estándar.

En los animales y seres humanos, la glucosa es sintetizada en el hígado como aporte energético. Además, vale la pena destacar que todas las frutas naturales tienen cierta cantidad de glucosa, a menudo combinada con fructosa, la cual puede ser extraída y concentrada. A nivel industrial, la glucosa se obtiene a partir de la hidrólisis enzimática de almidón de cereales (generalmente trigo o maíz).

Galactosa

La galactosa es un tipo de azúcar presente en la naturaleza que muchos seres vivos utilizan como fuente de energía y también es un compuesto monosacárido. Es proveniente de la leche y es sintetizada por las glándulas mamarias para producir lactosa, que es un disacárido formado por la unión de glucosa y galactosa, por lo tanto, el mayor aporte de galactosa en la nutrición proviene de la ingesta de lactosa de la leche.

Su fórmula química es la misma que la glucosa (C6H12O6) pero con distinta estructura bioquímica, es decir, la orientación de los grupos funcionales de todo el cuarto de carbono varía en relación a la estructura de la glucosa, por ello, su punto de fusión es de 167 °C (440,15 °K).

Como se puede observar, existen diferencias importantes entre glucosa y galactosa, las cuales se señalan a continuación:

  • Las principales fuentes de glucosa son las frutas, zumos de frutas y edulcorantes como la miel mientras que la principal fuente de galactosa es los alimentos que contienen lactosa, como los productos lácteos, a pesar de que también se produce de forma natural en la miel y la remolacha.
  • La glucosa es utilizada por el cuerpo como combustible o se almacena en el hígado y en los músculos como reserva de energía mientras que la galactosa puede ser utilizada como combustible o almacenado para reserva pero es también un componente de los ácidos grasos en el sistema nervioso.
  • Los altos niveles de glucosa en la sangre pueden ser perjudiciales y generar diabetes de tipo 1 y 2, trayendo como consecuencias enfermedades cardiovasculares, retinopatía, nefropatía, enfermedad renal crónica, y en casos agudos, la hipoglucemia y la hiperglucemia mientras que los altos niveles de galactosa en la sangre pueden conducir a la galactosemia, la cual puede producir cataratas.

¿Qué te ha parecido el artículo?