Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre Monarquía e Imperio

A lo largo de la historia, la humanidad ha desarrollado distintas maneras de ejercer los gobiernos, con estructuras y normas diversas que tienen por objetivo organizar políticamente el estado y las autoridades que lo rigen. Algunas de estas formas de gobierno son la monarquía y el imperio, las cuales tienen como punto en común que todo el poder recae en una persona o en un grupo reducido de personas el cual es, generalmente, hereditario.

A pesar de esto, la monarquía y el imperio son dos formas de organización políticas diferentes con características propias que los distinguen de los demás. Por tanto, en este artículo presentamos las diferencias que existen entre ellos, partiendo de sus breves definiciones.

Monarquía

Esencialmente, la palabra monarquía proviene de los términos griegos –monos- (uno) y –arkein- (poder), que hacen referencia a -el poder concentrado en uno-. De esta manera, se entiende por monarquía a una forma de gobierno en la que el poder supremo del Estado se concentra en la voluntad de una sola persona. Así, esta persona o monarca, suele gobernar hasta su muerte y es sucedida en su cargo por sus hijos. Por lo tanto, el poder es asignado en función de la herencia.

Por otro lado, las monarquías son dirigidas por un rey, que también puede ser llamado monarca, cuya legitimidad se consideraba proveniente de un derecho divino sobrenatural, por lo que, la soberanía se ejercía como un derecho propio. Adicionalmente, existen diferentes tipos de monarquías:

  • Las monarquías autoritarias: son las que controlan todo el territorio, las fuerzas militares y son responsables por el desarrollo económico de todo el país;
  • Las monarquías parlamentarias o constitucionales: son un modo de gobierno donde el monarca tiene poderes limitados por un parlamento y que se rige por un conjunto de leyes establecidas (Constitución).
  • Las monarquías absolutas: son aquellas donde el rey es el jefe supremo de la nación, sin restricciones en términos políticos, ejerciendo el poder ejecutivo y el legislativo.

No obstante, en la actualidad son pocos los sistemas de gobiernos monárquicos que se mantienen en pie, sin embargo, los que quedan funcionan como monarquías constitucionales, ejerciendo funciones limitadas, generalmente, de apoyo a los gobiernos democráticos, por lo que, sirven de complemento en las funciones directas e importantes de la nación.

Imperio

La palabra imperio proviene del latín –imperium- que hace referencia a –mandar-. En este sentido, un imperio es una organización política en el que un Estado o Nación impone su poder en otros países. En el imperio, la autoridad recae en la figura del emperador, el cual ostenta el poder y es el monarca.

Aparte de esto, por imperio también suelen llamarse a las potencias militares o económicas, aunque su mandatario no tenga el título ni las facultades de emperador como el caso de los Estados Unidos de América, el cual es considerado un imperio económico, ya que, su dominio en esta materia abarca a muchos otros países en cuanto a tratados comerciales internacionales.

Entre algunos ejemplos de imperios podemos mencionar el imperio romano, el imperio persa, el imperio británico y el imperio chino, imperios muy poderosos que han gobernado en el mundo.

Como se puede apreciar, existen diferencias entre una monarquía y un imperio, por lo que, podemos afirmar:

  • La monarquía es una forma de gobierno en la que la autoridad recae sobre una sola persona mientras que el imperio es una forma de gobierno que se caracteriza por tener varios pueblos o naciones bajo su dominio.
  • La figura de autoridad en la monarquía es el rey o monarca mientras que la figura de autoridad en el imperio es el emperador.

¿Qué te ha parecido el artículo?