Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencia entre oír y escuchar

Con frecuencia nos encontramos con que oír y escuchar se empleen como sinónimos en una conversación coloquial, no obstante, estos vocablos no son exactamente no lo mismo. En el presente artículo, les mostraremos por qué es posible oír pero no escuchar a otra persona, con la finalidad de mostrar las diferencias entre estos términos y así poder hacer un buen uso de ellos, cuando nos veamos en la necesidad de utilizarlos.

Oír

Cuando hablamos de oír, nos referimos a la capacidad sensorial que poseemos para captar un sonido. Esta capacidad de oír conforma el sentido de la audición, uno de nuestros cinco sentidos y está compuesto por diversos procesos fisiológicos que permite que, seamos capaces de oír y captar sonidos a través del oído.

Por otro lado, un sonido es captado por el oído mediante la generación de vibraciones que luego son interpretadas por el cerebro. Estas vibraciones son, a su vez, generadas por ondas que viajan por el aire hasta llegar a nuestros oídos, donde comienza el proceso de transformación en vibraciones en el tímpano para su posterior interpretación por el cerebro.

Escuchar

Podemos decir que, escuchar es un verbo que se refiere a prestar atención a un sonido que, estamos captando a través de, nuestro aparato auditivo. En otras palabras, escuchar significa, prestar atención a la persona que habla para poder procesar la información que nos está transmitiendo.

Entonces, para poder escuchar necesitamos concentrarnos, a manera de captar el mensaje que nos transmiten para poder una comunicación activa y que el mensaje llegue correctamente, entiendo lo que el orador dice.

En base a esto, diferentes autores han podido definir algunos tipos de oyentes, por así decirlo, en base a su experiencia y su forma de escuchar. Es por ello que, mencionaremos algunos para dar base a la definición de escuchar, como puede ser el oyente pasivo, el oyente y el oyente activo.

Respectivamente, el oyente pasivo es aquel que escucha las palabras, mas no interpreta su significado completamente, ofreciendo una retroalimentación pobre. El oyente, es aquella persona que escucha solamente las palabras o frases que le son de interés según su criterio y finalmente, el oyente activo es aquel que realmente tiene interés en escuchar el mensaje que transmite el orador y participar activamente en la conversación.

Se ha podido evidenciar que oír y escuchar tienen diferencias notables, es por ello que, a continuación resumimos las diferencias entre oír y escuchar en la siguiente tabla:

Oír Escuchar
Oír es una capacidad sensorial para captar un sonido. Escuchar es un verbo que se refiere a concentrarse en el sonido que oímos, para poder entenderlo.
El oír, es un acto involuntario, ya que, para oír un sonido, este solo debe llegar a nuestros oídos. El escuchar es un acto que es voluntario, por lo que, si no es de nuestro interés escuchar, simplemente, no estaremos prestando atención al sonido y por tanto, no lo entenderemos.
Para oír solo utilizamos uno de nuestros cinco sentidos, la audición. Para escuchar, muchas veces es necesario utilizar varios sentidos para entender el mensaje que nos transmiten.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?