Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencia entre practicar CrossFit y entrenamiento funcional

Cuando pretendemos mejorar nuestra condición física, solemos buscar diferentes opciones para lograr nuestro cometido, una de ellas es haciendo ejercicios, idealmente buscando ayuda profesional.

Dentro del gimnasio existen diferentes entrenamientos que se han vuelto rápidamente muy populares entre los físico-culturistas y usuarios. Esto hace que surjan ciertas dudas entre estos entrenamientos, en el presente artículo hablaremos sobre el CrossFit y el entrenamiento funcional, dos prácticas que son muy semejantes y que generan dudas. Estos entrenamientos poseen algunas diferencias y que nos traerán diferentes beneficios.

Crossfit

Se puede describir el CrossFit como un tipo de entrenamiento de fuerza y mejora física general,  que se compone de diferentes ejercicios funcionales variados, que deben ser ejecutados por el entrenante a una alta intensidad. El CrossFit es una marca y su patente es propiedad de CrossFit Inc, una empresa americana que fue fundada por Greg Glassman.

El primer sitio oficial de CrossFit tuvo lugar en California, Estados Unidos en el año 1995 y desde entonces se han ido afiliando como –miembros- más de 2700 box de Crossfit entre 57 países del mundo.  En aquel momento, comenzaron a entrenar policías y luego se extendió su uso para el entrenamiento de bomberos, militares y otros, en ese país.

Glassman tuvo una idea cuando luego de trabajar con varios atletas en diferentes gimnasios, se le ocurrió algo para optimizar el tiempo de entrenamiento y de esta forma la eficiencia de los ejercicios, obteniendo el máximo de resultados en el menor tiempo. Su método fue patentado por él, como Crossfit.

Entrenamiento funcional

Podemos especificar el entrenamiento funcional como aquel entrenamiento que se realiza concentrándose en ejercicios que son –funcionales- dentro de la vida cotidiana de las personas. Por tanto, estos ejercicios simulan trabajos y movimientos físicos que como personas, solemos realizar de forma frecuente, ya sean, en el día a día, en el trabajo e incluso en otros deportes.

Por lo general, el entrenamiento funcional es un entrenamiento bastante personalizado, por lo que, cada persona realiza ejercicios diferentes debido a que, cada persona tiene necesidades diferentes. Los ejercicios son realizados con el propio peso del entrenante y en algunos casos se requiere el uso de accesorios como bandas elásticas, balones medicinales, pesas rusas, conos, aros, entre otros.

Como ejemplo del entrenamiento funcional, podemos encontrar ejercicios que simulan el levantar cajas del suelo, jalar de una polea, levantar objetos pesados del suelo, entre muchos otros.

Por todo lo antes expuesto, podemos resumir en la siguiente tabla, algunas diferencias entre el CrossFit y el entrenamiento funcional.

CrossFit Entrenamiento funcional
Es un tipo de entrenamiento patentado que ejecuta ejercicios funcionales a alta intensidad. Es un tipo de entrenamiento que se basa en ejercicios que simulan movimientos que sirven para el día a día de una persona.
Es más recomendable para personas con ciertas habilidades físicas mínimas. Puede ser practicado a todas las edades desde niños a personas mayores.
Tiene rutinas especiales desarrolladas y/o adaptadas por Crossfit Inc. Contempla rutinas de entrenamiento, no patentadas.
El CrossFit como tal, debe ser practicado en un gimnasio que posea la membresía de CrossFit Box y por tanto, con entrenadores especializados CrossFit. Puede ser practicado en un gimnasio que posea entrenadores que dominen los ejercicios funcionales y algunos también pueden ser realizados en casa, conociendo las técnicas.
CrossFit anualmente lleva a cabo eventos a nivel mundial conocidos como CrossFit games para competir por el título del –hombre más apto-. Pudiesen haber eventos libres de ejercicios funcionales, pero no patrocinados por CrossFit Inc.

¿Qué te ha parecido el artículo?