Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencia entre psicosis y esquizofrenia

Podemos decir que, la psicosis y la esquizofrenia son trastornos mentales que se caracterizan porque el paciente pierde un contacto con la realidad y esta situación se manifiesta en sus actitudes y conductas. Seguidamente, estos trastornos requieren tratamientos psicoterapéuticos que van acompañados, en la mayoría de los casos, con narcóticos para tratar en lo posible de minimizar los efectos de la enfermedad en la persona.

En este artículo presentaremos las diferencias entre psicosis y esquizofrenia, a partir de la definición de cada uno de los términos para que esta manera los lectores puedan tener una idea más clara de estas dos enfermedades.

Psicosis

Las psicosis o trastornos psicóticos es un estado mental en el que el paciente sufre una alteración de la percepción de la realidad, es decir, el paciente que sufre un trastorno psicótico percibe, durante un periodo de tiempo, una realidad alterada o distorsionada que no es la que el resto de personas viven, pero que el paciente la cree cierta.

Cuando una persona es diagnosticada con este tipo de trastorno, esta presenta signos y síntomas diversos, entre los cuales se mencionan: alucinaciones, delirios, cambios de personalidad, incapacidad de controlarse voluntariamente, impulsos, emociones o sentimientos, pensamiento desorganizado e incapacidad para interactuar socialmente, lo que trae como consecuencia el deterioro del funcionamiento social normal.

Asimismo, estos trastornos pueden ser causados por diferentes motivos, por lo que, pueden ser de origen genético (producidas por daños a nivel de los genes o de los cromosomas), congénito (producidas por trastornos en el desarrollo embrionario durante el embarazo por causas diversas), de origen social (producidas por estrés o situaciones de índole social del grupo humano donde la persona se desenvuelve) o también pueden ser originados por alguna lesión o trauma (producidas por daños neurológicos) o producidas por el exceso de consumo de sustancias que puedan causar cierto tipo de daños cerebrales como las drogas y el alcohol.

Los trastornos psicóticos se presentan en forma de episodios, unos más largos y recurrentes que otros e incluyen la esquizofrenia, el trastorno esquizotípico de personalidad, el esquizoafectivo, el delirante, el esquizofreniforme, el trastorno psicótico breve, la catatonia y las psicosis inducidas por enfermedades y consumo de sustancias.

El tratamiento de los trastornos psicóticos varía de acuerdo al tipo de trastorno y la gravedad de la misma. En la mayoría de los casos se realiza el seguimiento profesional del psicoterapeuta acompañado en el tratamiento farmacológico para tratar de eliminar los síntomas lo antes posible, para que la persona se recupere por completo y se evite el deterioro gradual.

Esquizofrenia

La esquizofrenia es un tipo de trastorno psicótico que afecta la capacidad de una persona para pensar, sentir y comportarse de manera lúcida. Es una enfermedad crónica que puede durar muchos años o toda la vida, donde el objetivo del tratamiento es minimizar los síntomas para que la persona pueda llevar una vida social aceptable. No obstante, la enfermedad no tiene cura conocida.

Igualmente, el tratamiento para la esquizofrenia suele ser de por vida e incluye una combinación de medicamentos, psicoterapia y servicios de cuidado especialmente coordinados. Entre los síntomas de la esquizofrenia se encuentran actitudes y conductas que parecen estar desconectados de la realidad, habla o comportamiento desorganizado, disminución de la participación en las actividades cotidianas, dificultades en la concentración y la memoria, entre otras.

Lamentablemente, se desconoce la causa exacta de la esquizofrenia, pero al igual que algunos otros trastornos psicóticos sus orígenes pueden ser variados, desde factores genéticos, congénitos, sociales, físicos, hasta el consumo de drogas y otro tipo de sustancias pueden originarlas. Para diagnosticar la esquizofrenia es necesario que se hayan presentado los síntomas principales como delirios, alucinaciones, ansiedad, depresión, lenguaje desorganizado, catatonia o síntomas negativos de forma continua durante al menos 6 meses.

Como se puede observar existen diferencias importantes entre la psicosis y la esquizofrenia las cuales se señalan en el siguiente cuadro:

Psicosis Esquizofrenia
Las psicosis o trastornos psicóticos son un  grupo de enfermedades mentales que incluyen la esquizofrenia. La esquizofrenia es un tipo de trastorno psicótico.
Las psicosis se presentan en forma de episodios recurrentes o poco frecuentes. La esquizofrenia es una enfermedad que se presenta de forma permanente por más de seis meses.
Algunas psicosis pueden tener cura con el tratamiento adecuado para eliminar los síntomas. Lamentablemente, la esquizofrenia no tiene cura conocida, por lo que, el tratamiento se utiliza a fin de minimizar los efectos y síntomas de la enfermedad.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?