Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencias entre Sunitas y Chiitas

El Islam es la religión de los musulmanes, fue fundada por Mahoma en el siglo VII y tiene dos ramas principales: los sunitas u ortodoxos de tradición seguidores de los primeros califas sucesores de Mahoma y los chiítas, seguidores del yerno de Mahoma, Alí.

Sus diferencias son doctrinales y políticas, las cuales en la actualidad se han acrecentado por las actuales tensiones entre Arabia Saudita e Irán. Los sunitas representan el 90% del mundo musulmán, con 1200 millones de fieles y los chiítas sólo unos 100 millones en contraste. En este artículo presentamos una descripción breve de cada una de estas ramas del Islam y sus diferencias básicas.

Sunitas

Los sunitas son los practicantes de la corriente propia del Islam, los cuales siguen la tradición o sunna, después de la muerte del profeta Mahoma en el año 632. Los sunitas respetan el Corán (libro sagrado de los musulmanes) y siguen la colección de dichos y hechos que se le atribuyen. Parten de la idea de que la autoridad religiosa la ostentan los compañeros de Mahoma (Sahaba), por lo tanto, son seguidores de los primeros califas.

La mayoría de los musulmanes siguen los preceptos de esta doctrina, se calcula que de los 1500 millones de musulmanes que existen en el mundo el 90% pertenecen a esta comunidad, por lo que se estaría hablando de alrededor de 1.200  millones de fieles. El sunismo es la gran corriente actual entre los musulmanes, presente en países como Arabia Saudita (su principal bastión), Siria (donde son mayoría aunque no gobiernan), Omán, Afganistán, Pakistán, Jordania, Kuwait, Yemen, Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Túnez, Catar, Libia y Turquía.

La tradición suní hace hincapié en la importancia de la religión en la formación de políticas públicas y en los siguientes preceptos:

  • Los cuatro primeros califas eran los legítimos gobernantes de la comunidad primitiva.
  • De ellos se derivan las cuatro principales escuelas del sunismo.
  • La fe y las obras son inseparables.
  • Todo ocurre según el plan divino.
  • Dios será visto en la vida después de la muerte y el profeta y su revelación son de la máxima autoridad.

Chiitas

Los chiitas son los practicantes de esta corriente propia del Islam, que sienten devoción por la familia del profeta, en particular por Ali y sus dos hijos Hasán y Husein. Los chiitas consideran a Ali como el primer sucesor del profeta y estiman que tanto él como sus once sucesores (imanes) son modelos a seguir.

El islam chiita posee un clero jerarquizado, con religiosos de distintos rangos (imán, ayatola) y consideran que el duodécimo sucesor del profeta que ha desaparecido volverá a la tierra para instaurar la justicia y la paz antes del día del juicio final. Los chiitas son minoría frente a los sunitas, ya que, se estima que sus preceptos son seguidos entre 150 y 200 millones de musulmanes distribuidos en Irán, Azerbaiyán, Bahréin, Irak y el Líbano.

La creencia chiita hace hincapié en el poder del ayatolá, líder espiritual con poderes ejecutivos en el Estado, al cual consideran infalible en todos los asuntos. Los imanes son considerados intermediarios entre Dios y el pueblo, esperan la llegada del Duodécimo Imán que se convertirá en líder musulmán, el mesías que vendrá para instalar el reino de Dios en esta tierra de pecado.

Como se puede apreciar existen diferencias importantes entre estas dos corrientes o doctrinas del Islam las cuales se resumen a continuación:

  • Para los sunitas los imanes no son de tanta importancia pero para los chiitas los imanes son respetados y venerados por ser intermediarios entre Dios y el pueblo.
  • Los chiitas creen en el poder de ayatolá (líder espiritual con poder político) pero para los sunitas no existe esta unión entre los líderes espirituales y el poder político.
  • Para los chiitas la sucesión es un derecho exclusivo de la familia del profeta pero para los sunitas la sucesión de autoridad religiosa la ostentan los compañeros de Mahoma.

¿Qué te ha parecido el artículo?