Saltar al contenido
Diferencias.eu

Diferencia entre tifón y huracán

Los huracanes y tifones son fenómenos meteorológicos que se caracterizan por presentar  vientos muy fuertes y destructivos, lluvias torrenciales, causantes de desastres, inundaciones, entre otros. Las causas de estos fenómenos son muy variadas y de procedencia distinta, generalmente, se forman a partir de sistemas de bajas presiones con actividad eléctrica y lluviosa y traen consigo gran devastación y destrucción. Es por ello que, en la actualidad existen herramientas tecnológicas capaces de predecirlos en diferentes zonas para que se tomen las previsiones necesarias que incluyen hasta la evacuación temprana de pobladores para evitar pérdidas humanas.

Hablar de tifón y huracán es hacer referencia al mismo fenómeno climático pero originado y producido en diferentes zonas, las definiciones de ambos se señalan a continuación para luego resaltar la diferencia.

Tifón

Se puede definir tifón como una masa de nubes que giran alrededor de un núcleo generando vientos extremadamente fuertes. Este es originado por la baja presión atmosférica y la condensación de aire húmedo, que se transforma en lluvias torrenciales y que se presentan en la zona del Océano Pacífico.

Este tipo de fenómenos se forma sobre grandes extensiones de aguas cálidas y los vientos que se generan del mismo, deben sobrepasar a los 118km/h para ser calificado como tifón. Se han registrado tifones con vientos de hasta 250 km/h, lo que corresponde a la escala más alta de potencia de un tifón (escala Saffir Simpson). Su diámetro oscila entre los 500 y 650 km y dado que se originan en mares abiertos pueden generar olas de hasta 12 a 15 metros de altura.

Los tifones son propios de las zonas tropicales, ya que, en ellas se dan las condiciones climáticas y atmosféricas ideales para su origen y desarrollo. En la mayoría de los casos, al contacto con la tierra el tifón va perdiendo fuerza y potencia, pero en otros casos (pocos registrados) su potencia se incrementa al contacto con la tierra ocasionando grandes daños.

Huracán

Un huracán es una tormenta tropical con vientos extremadamente fuertes que giran en forma de remolino, trayendo consigo gran cantidad de humedad, lluvias muy fuertes y vientos destructivos que oscilan entre los 119 y los 250 km/h. Este se origina en las regiones tropicales del océano atlántico.

Los huracanes se forman a partir de la humedad producida por la evaporación y el calor del agua, cuando las masas de aire suben en forma de espiral. Al cabo de un tiempo, entre unas horas y hasta dos semanas, los huracanes comienzan a disiparse paulatinamente producto de que al internarse en la tierra pierden contacto con el agua cálida que los mantiene potentes.

Los huracanes son medidos en función de su intensidad, pudiendo ir desde categoría 1 hasta la categoría 5 y se les asigna un nombre de hombre o mujer, dependiendo del huracán anterior.

Habiendo presentado las definiciones de huracán y tifón se pueden apreciar que aunque existen importantes similitudes, ya que, se tratan del mismo fenómeno meteorológico, hay una diferencia importante la cual radica en la zona donde éstos se originan. Así, encontramos que:

Tifón Huracán
El tifón se produce en las costas del Pacífico Tropical Occidental. El huracán se origina en la zona tropical del Atlántico.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?